Al encabezar en el Centro Cultural Kirchner el acto de entrega de los premios Maestros Argentinos 2017, el presidente Mauricio Macri advirtió que ocultar los problemas “es una bomba de tiempo”.

Junto al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y demás miembros del gabinete nacional, Macri habló ante docentes y alumnos del interior del país que fueron premiados por su desempeño. “Acá se respira un aire de futuro y de esperanza. A los chicos se les ve la ilusión y la curiosidad en la mirada”, dijo el mandatario. “Perdiendo los miedos, perdiendo los prejuicios, viendo lo que pasa en el mundo. La educación que vamos a recibir es lo que nos va a dar la verdadera libertad. Aparte de perder el miedo, es comprometernos con la verdad. Cuando vos aceptás tus problemas, es cuando crecés. Cuando los negás, es una bomba de tiempo. Decir cuáles son los problemas; ese camino es por el que vamos”, enfatizó Macri, quien no hizo ninguna alusión a la desaparición de Santiago Maldonado.

En otro pasaje de su alocución, el Presidente afirmó que “no podemos seguir viendo el mundo como una amenaza, sino como un desafío. En esta propuesta de cambio, nadie puede dudar de que la herramienta más potente y con más capacidad de transformación es la educación pública, que es la verdadera igualadora de oportunidades”, sostuvo el jefe de Estado.

“Las cosas no se hacen de un día para el otro, pero cuanta más energía y más corazón pongamos, las cosas se van a ir haciendo realidad”, dijo Macri.

Del certamen participaron docentes y alumnos de la ciudad de Buenos Aires, Río Negro, Corrientes, Misiones, Salta, Jujuy, Tucumán y Santa Cruz. Se postularon mil proyectos en todo el país del sistema de gestión estatal en sus niveles inicial, primario y secundario, de los cuales 400 lograron cumplir con los requisitos básicos. El primer premio (un millón de pesos) fue para el proyecto jujeño, pero asimismo fueron premiados los finalistas de Río Negro,Tucumán, ciudad de Buenos Aires, Santa Cruz, Corrientes, Salta y Misiones.