El presidente Mauricio Macri anunció este jueves el lanzamiento del satélite Saocom 1A, un importante paso adelante de la Argentina en el campo de la observación científica, que será enviado al espacio el próximo 29 de septiembre desde Estados Unidos.

El satélite pondrá en marcha, a partir de entonces, una tarea de investigación tecnológica aplicable al mejoramiento de la actividad industrial y a la prevención de emergencias hidrológicas.

Así es la estructura del Saocom 1A.

Macri destacó que con el Saocom 1A "estamos anunciando el acceso a más y mejor información, que nos va a permitir mejorar la competitividad de un gran desafío que hemos asumido como sociedad en sectores tan importantes como la agroindustria y la logística".

Asimismo, destacó "el trabajo en conjunto de cientos de científicos de todo el país" que permitirá el lanzamiento en menos de un mes y señaló que esto fue posible gracias a la conjunción de esfuerzos "entre el sector público y el privado".

Científicos a cargo del Saocom 1A

También indicó que "va a aportar herramientas para el manejo de nuestra seguridad y defensa y el seguimiento de las obras de infraestructura que estamos encarando".

"Apostemos siempre a dialogar y a trabajar en equipo, eso nos va a llevar a ese futuro que todos merecemos y soñamos", señaló el jefe de Estado al encabezar el acto que se desarrolló en el Museo Casa Rosada, junto al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

En dicha oportunidad, Macri rindió homenaje con la entrega de un libro al ex director ejecutivo de la CONAE y fundador del INVAP Conrado Varotto, de 77 años, científico que impulsó el programa espacial argentino con la puesta en órbita de cuatro satélites y también numerosos proyectos en nucleares y de electrónica. .

El Saocom 1A, según se informó, se realizó en el marco del Plan Espacial Nacional: fue diseñado en simultáneo en Córdoba, Buenos Aires y Bariloche, para detectar la humedad del suelo y proveer información en cualquier condición meteorológica y hora del día, gracias a que su frecuencia de microondas atraviesa las nubes.

Llevará al espacio un Radar de Apertura Sintética, que permitirá observar la Tierra y obtener mapas de humedad del suelo de manera operativa, algo de gran utilidad para aplicaciones en el sector agrícola y también para la prevención hidrológica, siendo uno de dos satélites idénticos desarrollados y fabricados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) junto a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y empresas como la rionegrina INVAP y VENG.

En el marco del Plan Espacial Nacional, fue diseñado en simultáneo en Córdoba, Buenos Aires y Bariloche, para detectar la humedad del suelo y proveer información en cualquier condición meteorológica y hora del día, gracias a que su frecuencia de microondas atraviesa las nubes.

Llevará al espacio un Radar de Apertura Sintética, que permitirá observar la Tierra y obtener mapas de humedad del suelo de manera operativa, algo de gran utilidad para aplicaciones en el sector agrícola y también para la prevención hidrológica.

Su lanzamiento, mediante un cohete Falcon 9, está previsto para el 29 de septiembre desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea estadounidense, ubicada en Santa Bárbara, sobre la costa de California.