Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

Lo que más disfruta Mauricio Macri de las giras internacionales es tomarle temperatura a lo que pasa en el mundo, cuáles son las discusiones políticas y económicas, además de salir de la coyuntura argentina.

El objetivo de "volver al mundo" sigue siendo prioridad de su mandato y es por eso que Macri se embarcará en un periplo que lo llevará primero a Rusia, para entrevistarse con el presidente Vladimir Putin, luego al tradicional Foro de Davos, que reúne a los principales políticos y empresarios del mundo en esa ciudad alpina de Suiza, y finalmente a París, donde se verá con su par, Emmanuel Macron.

En Davos, Macri ya tiene agenda confirmada: se reunirá con la reina Máxima y el primer ministro de Holanda, Mark Rutte; con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y con el presidente de la Confederación Suiza, Alain Berset. Asimismo, expondrá ante la sesión plenaria del Foro Económico en su condición de Presidente del G20, rol que por primera vez ejerce el líder de una nación sudamericana.

El jefe de Estado viaja a las 18.05 y, previa escala en Frankfurt, Alemania, llegará a Moscú este lunes, cerca del mediodía, hora argentina. El martes será el turno de la reunión con empresarios rusos de firmas líderes como Gazprom, Lukoil y Rosatom. Macri también inaugurará en la capital rusa una plaza dedicada a la República Argentina y por la tarde, en el histórico Kremlin moscovita, se producirá el encuentro con Putin.

El miércoles será el comienzo de la actividad en Davos. Arrancará con una reunión de Macri con directivos de empresas. Luego se encontrará con el CEO de Microsoft, Bill Gates, y posteriormente mantendrá encuentros con líderes de firmas como Total (petróleo), Cargill (agroquímica), Coca-Cola y Lloyds (seguros). La agenda del mandatario argentino también incluirá reuniones con directivos de Facebook, y con el primer ministro canadiense. El jueves, en tanto, hablará en el foro en su carácter de Presidente del G20.

Al día siguiente, Macri estará en París, donde tendrá un encuentro con empresarios, un almuerzo con otros ejecutivos y luego una cumbre con el presidente Macron en el palacio del Eliseo. El sábado será la última jornada del periplo por Europa, con un encuentro con la alcaldesa de París, Ana Hidalgo, tras lo cual emprenderá el retorno a Buenos Aires.

Objetivos del viaje

Macri, en Europa, en su cabeza tiene dos cosas. La primera es intensificar relaciones con los líderes mundiales. La segunda, y más importante en la visión presidencial, es que estos encuentros se traduzcan en inversiones, en un 2018 que perfilará cómo llegará el gobierno a las elecciones. Es por eso que, proporcionalmente, en el viaje Macri se encontrará con más empresarios que políticos.

Macri, a su regreso al país, tiene como prioridad la reforma laboral, que promete una batalla con los gremios, tal como venimos adelantando en esta columna.

El incidente del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, con su ex empleada no ayudará en las negociaciones que se vienen con sindicatos y empresarios.

El viaje presidencial y la reforma laboral no son cosas aisladas. Macri cree que en las reuniones con empresarios internacionales seguirá escuchando que el costo del trabajo en Argentina es alto comparado con otros países, y que esto ahuyenta la llegada de capitales.