El gobierno nacional decidió congelar durante este año los salarios del presidente Mauricio Macri, los ministros del gabinete y los funcionarios con rango de secretario de Estado, señalaron fuentes oficiales.

La medida busca mostrar que el esfuerzo para bajar el gasto también incluye los ingresos de los principales funcionarios de la administración pública nacional.

Fuentes de la Jefatura de Gabinete indicaron que aún no hay fecha para oficializar la decisión, pero todo indica que será poco después del retorno del presidente Macri de Francia, que arribará a la Argentina este domingo.

De secretarios para arriba, fue la directiva del jefe de Gabinete Marcos Peña, cuando se decidió avanzar en el recorte de la estructura política del Gobierno, aún cuando se evaluó congelar también los salarios de los directores nacionales, pero se estimó que muchos de ellos, al ser de carrera, tienen como único ingreso su salario.

El presidente Macri percibe, en bruto, sin los descuentos de ley, 208 mil pesos mensuales; la vicepresidente Gabriela Michetti, 192 mil, y los ministros del gabinete, 183 mil; en tanto, los secretarios redondean un ingreso de 160 mil pesos.

Manteniendo estos ingresos, sin la recomposición del 15 por ciento que propone el Gobierno, el Presidente y los ministros aportarían un ahorro de unos 700 millones de pesos durante el 2018.