El presidente Mauricio Macri criticó el viernes la liberación de la totalidad de los detenidos por los incidentes del lunes último frente al Congreso, al considerar que "si uno tira una piedra de ese tamaño, está dispuesto a matar", y reclamó más severidad contra aquellos que cometen delitos al sostener que "no puede ser que alguien que hace un atentado sea liberado a las 24 horas".

Lo dijo en el brindis con motivo de las fiestas de fin de año ante periodistas acreditados en la Casa de Gobierno. 

El presidente pidió así a los trabajadores de prensa que "ayuden a que la Justicia ejerza su rol" luego de señalar que, "si uno tira esa piedra", en referencia a una pieza de gran tamaño, es que "está dispuesto a matar". 

En su diálogo con los periodistas en el comedor de la Casa Rosada, Macri reafirmó el compromiso del Gobierno con "la paz, la convivencia respetuosa y la libertad". 

"Lo que estamos haciendo es lo que vale; nos manifestarnos a favor de la paz, de la convivencia respetuosa, de la libertad, y que cada uno exprese sus ideas pero sin caer en ningún hecho de violencia, creo que ése es el camino", subrayó el mandatario. 

En tanto, cuando uno de los periodistas le señaló que en la conferencia de prensa que brindó el último martes en Casa de Gobierno -un día después de los incidentes, los destrozos y la represión que tuvieron lugar en las inmediaciones del Congreso, cuando se debatía el proyecto de reforma previsional-. no se lo había consultado por los periodistas agredidos, el mandatario respondió: "Yo también me olvidé de solidarizarme".

Más tarde, cuando le preguntaron su opinión por el dictamen del fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, quien al expedirse en otra causa vinculada con incidentes, criticó lo que señaló como un "festival de liberaciones", el presidente Macri expresó su coincidencia con esa mirada. 

"Sí, absolutamente, tenemos que tener la mejor legislación y los mejores jueces que cuiden a la enorme mayoría de argentinos que apostamos a la convivencia pacífica", postuló el mandatario.

En este sentido, subrayó que "es algo que nos tiene que comprometer a todos" porque -indicó- "no hay una solución mágica". 

"O sea, la gente se va a expresar y uno no sabe cuál va a ser el violento y cuál es que no, lo cual lo hace aún más difícil", expresó el mandatario en su diálogo con los periodistas este mediodía.

Fuente: Télam