Por Florencia Golender
@flopa01

Cuando la campaña para las PASO asomaba en el mes de junio, la imagen del presidente Mauricio Macri en el conurbano bonaerense hacía sombra sobre la estrategia de Cambiemos. Fue entonces que se decidió que él fuera de gira por el interior del país y que la gobernadora, María Eugenia Vidal, caminara sola los distritos donde mejor medía la oposición.

Pero hoy los sondeos sugieren que el jefe de Estado revirtió en parte sus números a pocos días de las generales, y ahora se les anima a los distritos de profunda raíz peronista con una intensa agenda que arrancó esta semana. La derrota del oficialismo el 13 de agosto en la provincia de Buenos Aires fue más acotada de lo esperado y, a la luz de las nuevas encuestas, Macri se entusiasma con que ese número puede mejorar, esta vez, compartiendo agenda con Vidal.

En la semana, ambos estuvieron en Pilar, Quilmes, Lanús, Berazategui y dos veces en Lomas de Zamora. Desde el próximo lunes, la agenda será aún más intensa e incluiría varias paradas en La Matanza, el municipio con mayor cantidad de habitantes y donde la candidata a senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, obtuvo en agosto el 45,20%, frente al 24,60% del oficialismo.

Pero ningún desafío parece imposible para el macrismo. Según trascendió, una reciente medición ordenada por Jaime Durán Barba ubicó a Cambiemos en el primer lugar con una intención de voto del 40%; segunda Cristina, con 34%; tercero Sergio Massa, con 11,5%, y en cuarto lugar Florencio Randazzo, con 5,5%. En ese marco, los votos del massismo estarían migrando hacia los amarillos, mientras que el randazzismo mantendría el número de las primarias.

Este escenario entusiasma al Presidente, que ya recorre la zona que durante las PASO supo evitar y donde Vidal fue determinante. Es que allá por mayo, la merma de la actividad económica del 2016 aún hacía estragos en el conurbano. Si los números a nivel nacional fueron malos, en esa área bonaerense fueron peor.

Tanto es así que el gobierno, disciplinado en su estrategia, puso pausa en agosto y septiembre a todos los aumentos de los servicios (luz, gas, agua), transporte y combustibles, que quedarán para fin de año, retrasó la reforma laboral, previsional e impositiva, intensificó las negociaciones con intendentes por el Fondo del Conurbano y, principalmente, reforzó el plan de obras.

El freno a cualquier aumento, entre otros asuntos macroeconómicos, permitió al Indec mostrar mediciones de la economía un poco más optimistas. Aún por debajo de 2015, al menos hubo un parate en la caída de la actividad.

Cuestión del pavimento

De las obras, la Ruta 8 es un ejemplo clave, ya que atraviesa seis municipios del conurbano.

El Presidente inauguró el primer tramo el último viernes en Pilar y se comprometió a terminar la remodelación en este mandato. Es inminente, también, la inauguración del Metrobus que va de Tres de Febrero a San Martín.

En otro orden, esta semana se lanzó una nueva línea de los créditos Procrear, con tope máximo de préstamo de $1.200.000, un monto atractivo para inmuebles de la zona en cuestión. El combo de inauguraciones y anuncios incluye también a dos centros urbanos que la Casa Rosada considera cruciales. Macri realizará varias escalas en La Plata, donde estuvo el domingo pasado, y en Mar del Plata.

No ajena al accionar de su rival, Cristina Kirchner criticó el último miércoles en Esteban Echeverría que “el Presidente se baja en actos relámpagos en todo el conurbano inaugurando obras que iniciamos nosotros”.

Late la interna

Cuando Vidal se puso al hombro la campaña, Cambiemos obtuvo un mejor resultado al esperado y, aunque la victoria es de la coalición, no hace más que elevar el caudal político de la gobernadora. Internamente, no todos ven esa situación con buenos ojos, en especial algunos dirigentes del gabinete nacional.

De hecho, no fue sólo el jefe de Estado el que se sumó a las visitas bonaerenses, sino también el jefe de gabinete, Marcos Peña. Vale recordar que en la boleta no estarán ni la gobernadora ni el Presidente. El próximo 22 de octubre se vota la renovación del Congreso Nacional y Cambiemos lleva de candidatos a Esteban Bullrich y Gladys González para el Senado y, encabezando la lista para Diputados, a Graciela Ocaña.