El presidente Mauricio Macri subrayó que el Indec, desde el inicio de la gestión de su gobierno, se transformó en "un pieza fundamental de cambio", destacó el "compromiso con la verdad y la transparencia" del organismo y postuló que se pasó "de la oscuridad a la transparencia"

"El Indec es un símbolo del ’Sí, se puede’, de que se pueden cambiar cosas profundas para mejorar", expresó el mandatario al encabezar esta mañana el acto por el 50 aniversario de la creación del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, en la Sala Casacuberta del Teatro General San Martín, en el centro porteño. Allí, el mandatario valoró que "ahora el mundo cree en nuestras estadísticas" y sostuvo que se trata de "la base" para que crean también en el país, algo que -según indicó- pudo constatar en la reciente gira internacional que lo llevó por Rusia, Suiza y Francia. En ese marco, enfatizó que "la credibilidad del Indec es clave en plan de integración inteligente de la Argentina en el mundo"

El mandatario resaltó que, a lo largo de los dos años de gestión nacional que lleva Cambiemos, el Indec se transformó "en una pieza fundamental de cambio, de compromiso con la verdad y la transparencia". Además, sostuvo que la transformación encarada en el organismo permitió que pasara "de la oscuridad a la transparencia" en cuanto a las estadísticas oficiales. 

El Presidente habló en el acto -que se realizó en el Teatro San Martín- después del titular del Indec, Jorge Todesca, que marcó diferencias entre su gestión y la del kirchnerismo al frente de la entidad.

En otro pasaje de su discurso, Macri aseguró que "la cifra de pobreza empezó a bajar" y que eso "alienta", al tiempo que destacó que el país "está creciendo", aunque indicó que aún "hay casi un tercio de la población viviendo en la pobreza".

El jefe del Estado abogó por "un Indec independiente y fuerte" y señaló: "Necesitamos estadísticas públicas transparentes, porque, con ellas, cada organismo del Estado va a hacer su parte con responsabilidad".

"Necesitamos la profesionalización de los equipos técnicos. Cuando llegamos al Gobierno, sólo el 30 por ciento del personal del instituto había terminado sus estudios. Hoy, esa cifra subió a 44 por ciento. Eso es gracias a un ambicioso programa de capacitaciones y becas", destacó también Macri.

Por otro lado, subrayó que "sólo diciéndonos la verdad sobre el presente, se puede proyectar un futuro mejor para todos",  consideró que se trata de un elemento "clave y fundamental" y recordó que se trató de su "compromiso central con todos los argentinos" al asumir la Presidencia. 

De hecho, insistió con que "sólo a partir de la verdad se pueden construir grandes cosas", y reafirmó la "convicción" del Gobierno de que "trabajando juntos y diciendo la verdad, se logrará construir el país que tanto soñamos y merecemos"

"Espero que me inviten de nuevo dentro de 50 años", bromeó al finalizar su discurso. 

Fuente: Télam