El presidente Mauricio Macri fue operado de su rodilla derecha en el Sanatorio Otamendi, de esta ciudad.

Luego el mandatario reanudó su actividad oficial con una audiencia al ex mandatario chileno y actual candidato presidencial Sebastián Piñera.

Tras la artroscopía a la que fue sometido por el equipo médico del doctor Miguel Khoury, el jefe de Estado fue dado de alta a las 13.25 de la clínica del barrio porteño de Recoleta y salió caminando con dificultad hasta abordar un automóvil rumbo a la Residencia de Olivos.

La Unidad Médica Presidencial informó que Macri deberá guardar reposo en cuanto a evitar caminatas "durante 48 horas" y su vocero, Iván Pavlovsky, indicó que estaba "dolorido, pero bien" tras la intervención quirúrgica.

Las autoridades médicas informaron que Macri "deberá permanecer 48 horas de reposo en cuanto a apoyar y caminar" al tiempo que no se descartaron nuevas intervenciones, según "cómo evolucione".

"Es una rodilla que ya tiene múltiples intervenciones, y él es amante de la actividad física; no sabemos si se recuperará bien", se indicó, aunque se estableció para este caso "mucha kinesiología y mucho cuidado en las primeras 48 horas".

Al Presidente se le practicó anestesia general durante la intervención, ante una "inflamación crónica de la articulación, que con el tiempo le generó calcificaciones".

Esta es la tercera vez que Macri es sometido a una intervención en su rodilla derecha, a raíz de una lesión que se provocó haciendo deporte. En este caso, habría notado molestias al jugar al fútbol.