Mala pata para el jefe de Estado.

El presidente Mauricio Macri debió concurrir a un hospital de Mar del Plata para realizarse una resonancia en uno de sus tobillos, luego de jugar durante la mañana al tenis en la residencia de Chapadmalal.

Pasadas las 11, Macri arribó al Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata tras sentir una molestia como consecuencia de la actividad deportiva.

Allí se le realizó una resonancia magnética que, según dijeron profesionales del hospital, no arrojó ninguna lesión.

Una vez conocido el resultado, el Presidente posó con los médicos de guardia para una foto grupal, y de allí partió con su comitiva a la Base Naval de Mar del Plata, donde brindó su apoyo a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, perdido desde el miércoles en aguas del Atlántico.