El presidente Mauricio Macri pidió hoy transitar un camino “sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos y sin buscar privilegios” y exhortó a los argentinos a apostar por “el camino del trabajo y el diálogo”.

El mandatario hizo estas declaraciones al recorrer obras para el suministro de agua potable en la ciudad entrerriana de Concordia, horas antes de que en el centro porteño comience el acto central de la protesta convocada por el líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano.

Macri caracterizó el rumbo que lleva el país como “un camino que hemos comenzado y al cual nos tenemos que abrazar por el resto de nuestros días”, porque “por este camino se construyen soluciones sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos, sin buscar privilegios”

"Los sueños que hemos tenido se van a hacer realidad, pero por este camino, el camino del trabajo, del diálogo, de poner el Estado al servicio de la gente", con “un Estado gobernado en forma honesta y transparente”, puntualizó.

Aseguró que “querría ir más rápido” porque “después de tantos años de abandono, cuesta tener paciencia”.
"Hemos aprendido que lo que es para siempre no se hace de un día para otro, se hace trabajando un día tras otro”, resaltó el jefe de Estado, a quien acompañaron el gobernador entrerriano, el peronista Gustavo Bordet, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, entre otras autoridades.
 


Más tarde, Macri realizará un timbreo y mantendrá una reunión con integrantes del sector arrocero.