Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

La cierta alegría del gobierno que le deparó el moderado triunfo de Cambiemos en las PASO se fue disipando con el correr de las horas. Tres enojos, casi seguidos, del Presidente dieron por tierra sobre aquella satisfacción. No era para menos. En primer término el viceministro de Trabajo, Ezequiel Sabor, equivocó ciertas actitudes que le valieron su desplazamiento. Tras cartón el movilizador de las cajas sociales dentro del área de salud, Luis Scervino, equivocó el paso en torno a ciertas relaciones inseguras con figuras del sindicalismo y finalmente la acción inconsulta de Guillermo Badino, quien quitó beneficios al sector más sensible de la sociedad: los jubilados.

Esta verdadera hecatombe lograda en pocos días hizo que Macri los echara a los tres y advirtiera que se producirían “otros desplazamientos”. Al propio tiempo surgieron versiones sobre participantes en estos desacoples de los funcionarios oficiales con algunos sindicalistas, mencionándose nombres como los de Hugo Moyano, Lingieri y Barrionuevo.

Se confirmó entonces que en pasillos cercanos a la presidencia resonaron palabras, en alto tono, del mandatario: “Aquí ocurre algo extraño y que no vamos a permitir: basta de proclamar dobles discursos”. Varios oídos escucharon esos fuertes conceptos entre los cuales se visualizó con más nitidez aquello de “adentro del despacho todos están de acuerdo en aceptar las medidas que se consensúan y fuera de ese reducto dicen todo lo contrario”. 

Otro encontronazo: la decisión de Estados Unidos de aplicar aranceles a la importación de biodiésel, hecho rechazado por nuestro país, en forma categórica. Aquí sí también hubo un “doble discurso”, surgido por el propio vice de los Estados Unidos que cuando visitó el país, hace muy pocos días, anticipó soluciones inmediatas sobre el tema. Por lo visto no se puede confiar en nadie “y por esa razón no se puede ser tan condescendiente como mostró nuestro país con los yanquis en las nuevas relaciones que se han consolidado hace poco tiempo”, según declaró una voz surgida de la Casa Rosada.


¿Reinvindican al PJ? 

Los rumores que se recogen en los ámbitos oficiales se proyectan hacia el propósito del gobierno de entenderse con el Partido Justicialista, con el cual, comentan, “se podrá conversar dejando de lado otras líneas que surgen y generan permanentes complicaciones”. Esto nace a raíz de una ráfaga de aire que ingresó a la Casa Rosada sobre un deseo de la liga de gobernadores peronistas de conversar con el gobierno “lo más pronto posible”. Dicen los que caminan los corrillos del Balcarce 50 que pueden tratarse aspectos de la coparticipación. ¿Se podrá?

Hoy, más sabrosas que nunca

1) Gana en la provincia de Buenos Aires la ex presidenta. Números: 0.6 (unos 20.000 votos) o “un poquito más”. 2) Después de ganar moderadamente en casi todo el país, “dicen que el Gobierno se agrandó y Macri se muestra más firme que nunca”. 3) Las 62 Organizaciones Peronistas rechazarán de raíz cualquier intención de flexibilización laboral, así como reclamarán “nuevas paritarias”. 4) En Desarrollo Social también piensan cambiar el tono del diálogo. “Más firmeza” acotan y añaden: “Aceptamos los reclamos pero también queremos respuestas positivas y no un ‘sí’ en el despacho y afuera todo lo contrario”. 5) Otra vez en Buenos Aires. Esta vez por un rato y luego a descansar a Villa La Angostura y Bariloche. El visitante: Barack Obama y su esposa. Primeros días de octubre estarán aquí junto a Macri. 6) Una voz de Balcarce 50: “Está previsto. Después de las elecciones de octubre aumenta el transporte público”. 7) Se construyó el Consejo Presidencial 2030 integrado por intelectuales de distintos sectores. Lo preside Eduardo Levi Vayati, abarca el desarrollo productivo, humano y el esfuerzo de calidad. 8) No se pierde una: hizo guantes con Luis Verón, un boxeador que dicta clase. ¿Quién fue? El Presidente. Cerramos el bloque.

Control absoluto 

Hace pocas horas estuvo en Buenos Aires la ex canciller Susana Malcorra que vino a conversar con el Presidente y las autoridades sobre la realización del encuentro en la Argentina de la Organización Mundial de Comercio, que reunirá aquí entre el 10 y 13 de diciembre próximo a casi todo el mundo económico.

En estas circunstancias, la ex ministra se acercó hasta el Ministerio de Seguridad para conversar con su titular, Patricia Bullrich. Solicitó la posibilidad de que cuando lleguen los visitantes, no tengan que solicitar visas especiales. La respuesta fue negativa y se le informó que “de acuerdo a la situación mundial no se puede dar ese paso”.

Por otra parte, la reunión de los presidentes de Argentina y de Uruguay para analizar la candidatura de las sedes del campeonato mundial de 2030 que iba a realizarse en estos días quedó postergada para octubre. Nuestro próximo encuentro, dentro de siete días, y el viernes, como es costumbre, la edición televisiva de “Intimidades...” a partir de las 10 de la noche. Chau.