Vidal eligió la ciudad de Mar del Plata para iniciar la carrera electoral. (DyN)

Por: Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, encabezaron la movida que marca el punto de largada de una campaña corta, que empieza por estas horas y finalizará el día de la elección.

"Todos estamos poniendo nuestro granito de arena para que salgamos todos juntos adelante", apuntó el Presidente desde Villa Paranacito, ciudad entrerriana donde también visitó un antiguo almacén.

Todos los funcionarios que salieron a timbrear llevaron bajo el brazo el "manual Durán Barba" para la campaña: cercanía con la gente, escuchar y no entrar en confrontaciones. Casi todos lo cumplieron, aunque algunos le dedicaron algunos párrafos a la última aparición mediática de Cristina.

Carolina Stanley, titular de Desarrollo Social, dijo que "no ayuda en nada hablar de un país que no es verdad", mientras que el jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai, fue más duro al señalar que Cristina Fernández de Kirchner tiene "vendas en los ojos". 

Hablando de la provincia de Buenos Aires, la gobernadora Vidal se paseó por Mar del Plata, donde dijo que se llevaba pedidos de "empleo y la pavimentación de las calles de la periferia".

Las recorridas cumplieron con otra de las premisas de la estrategia de comunicación: sin previo aviso de los lugares donde estarían los funcionarios y con toda la actividad difundida profusamente por distintas redes sociales, como Twitter y Telegram, entre otras.

DYN33, ENTRE RIOS 16/09/2017, EL PRESIDENTE MAURICIO MACRI VISIT� HOY A CARLOS SCHAABER, DUE�O DE UN ANTIGUO ALMAC�N DE LA CIUDAD ENTRERRIANA DE VILLA PARANACITO. FOTO: DYN/PRENSA PRESIDENCIA.
El presidente estuvo de visita en Villa Paranacito, Entre Ríos. (DyN)

Así, dirigentes como Mario Negri, José Corral, Alfredo De Ángeli y Héctor "Toty" Flores cumplieron con su timbreo y contaron sus actividades con el hashtag (etiqueta) #CambiandoJuntos, en la red social de los 140 caracteres.

A Patricia Bullrich se la vio por Berazategui, a Nicolás Dujovne en Avellaneda, a Marcos Peña en San Fernando, mientras que los ministros Jorge Faurie (canciller) y Luis Caputo (Finanzas) estuvieron con Jorge Macri por las calles de Vicente López.

Maldonado y la economía

Más allá de la formalidad del timbreo, por lo bajo, dos temas dominaron las charlas de los funcionarios de Cambiemos que dedicaron el sábado al timbreo.

El primer tema fue el caso Maldonado. Se comentó que las encuestas hoy no marcan que el gobierno vaya a pagar un costo por el manejo de la situación del artesano desaparecido en Chubut. Hubo mucho cuestionamiento por lo que se interpretó fue el uso político que hace el kirchnerismo de la cuestión.

Aunque pocos lo dicen, en Cambiemos hay preocupación sobre cómo el caso terminará impactando a la hora de votar, sobre todo si la investigación avanza hacia el lado de la Gendarmería.

Sin embargo, lo que los funcionarios, intendentes y militantes varios de Cambiemos más comentaron durante el timbreo fue la marcha de la economía. Se interpreta que los números en las urnas deben ser mejores que en las PASO, por lo que interpretan como una leve pero contundente recuperación de la economía.

Los números del desempleo-inflación- dólar están en niveles que el gobierno considera "dominados", mientras que obviamente los ajustes tarifarios que todavía faltan hacer vendrán luego de los comicios.

Las previsiones marcan que la economía crecerá este año 3 por ciento y el 2018 también mostrará números positivos, con una suba del 3,5% de la actividad económica.

El gobierno también interpreta que el tiempo de Cristina ya pasó -pese a su intento de dar entrevistas- y ya se imaginan la batalla 2019 frente al peronismo que surgirá, y donde los gobernadores tendrán la voz cantante.