El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo que "no hay ningún caso de corrupción" en el Gobierno y ratificó la intención de "elevar la vara de la institucionalidad", a la vez que señaló que el presidente Mauricio Macri le pidió "máxima dureza y rigor" en su accionar a la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso.

"Seguimos ratificando que queremos elevar la vara de la institucionalidad", subrayó Peña, y negó que exista "corrupción" en casos como los de Valentín Díaz Gilligan (ex subsecretario general de la Presidencia), Luis Caputo (ministro de Finanzas) y Jorge Triaca (ministro de Trabajo).

Según el jefe de Gabinete, "hay transparencia pública absoluta para contestar a todas las instancias y ser investigados en tiempo real por la Justicia, del presidente (Mauricio) Macri para abajo, y aún así no hay ningún caso de corrupción".

Al ser consultado sobre los casos de los ministro Caputo y Triaca, respondió: "Son discusiones de interpretación sobre si había que declarar o no una una cuestión, o un error, como en el caso de Triaca. No hay ningún hecho de corrupción en esos casos".

Asimismo, Peña respaldó a la titular de la OA, a la que calificó como "inobjetable" y "una persona idónea que viene llevando adelante muy bien su tarea". Aseveró que la OA "estaba devastada y destruida" y "ahora va hacia un proceso de fortalecimiento y creciente autonomía", y agregó que "Macri le ha pedido máxima dureza y rigor a Alonso para analizar los casos que le lleguen".

Al referirse al caso del ex subsecretario general de la Presidencia, Peña aclaró que "él ya explicó lo que pasó, lo que vivió, su convencimiento de que no había hecho nada fuera de la ley ni que vulnere la ética", y se preguntó: "¿Por qué pensar que hay una trama oculta en algo que fue súper transparente?".

Por último, entre las medidas adoptadas por el gobierno en pos de la transparencia, Peña enumeró que "hay un decreto de conflicto de intereses, que antes no lo había", y que "se endureció también la política respecto de los familiares por encima de lo que dictaba la ley".

¿Se reúnen Macri y Moyano?

Peña desestimó la posibilidad de una reunión en lo inmediato entre Hugo Moyano y Macri al señalar que "para hablar de temas judiciales" el líder camionero tiene que dirigirse a otro poder.

"No sé cuál sería el tema (de una eventual reunión) en este contexto. Si nos guiamos por el discurso de ayer, para hablar de temas judiciales, no es la persona con quien tiene que juntarse. Es otro poder, no es el Poder Ejecutivo", respondió Peña al ser consultado en radio La Red sobre la posibilidad de que el presidente Macri convoque a Moyano.

Más temprano, el líder camionero había señalado que si el jefe de Estado lo llamara a un encuentro, "por supuesto" que aceptaría reunirse con él, tras la masiva movilización que encabezó ayer en la avenida 9 de Julio, ya que tiene la "responsabilidad de un gremio importante y tengo la obligación de hacerlo".

En respuesta, Peña indicó que "no hay ni un pedido (de reunión) ni una cuestión puntual" y que además el "ámbito natural" para el diálogo entre los sindicatos y el gobierno es el Ministerio de Trabajo, que "analizará si hay una demanda puntual".

Cómo vio la marcha del miércoles

En tanto, el jefe de Gabinete dijo que el gobierno observó con "mucha traquilidad" el desarrollo de la protesta del miércoles, en la que "no había un elemento puntual", sino que "la consigna principal tenía que ver con cuestiones judiciales" que enfrenta Moyano.

"La única que faltó ayer en el palco fue Cristina Kirchner", ironizó Peña, al afirmar que "muchos de los que estaban ayer en el palco nos dejaron en muy malas condiciones por corrupción, por falta de crecimiento, de institucionalidad, de infraestructura".

Asimismo, el funcionario nacional dijo que si Moyano "o quien sea cree que por armar una marcha para transmitir un mensaje a los Tribunales, está por encima de la ley, se equivoca de país o de tiempo, porque eso cambio: el país sigue y seguimos trabajando".

Sobre Cristina y otros funcionarios

Sobre Fernández de Kirchner, Peña indicó que "claramente es quien lidera intelectualmente a ese grupo" que acompañó ayer la movilización de Moyano, entre los que mencionó a Eugenio Zaffaroni, Aníbal Fernández, Roberto Baradel y Máximo Kirchner, y recordó que la senadora "viene planteando su actitud antidemocrática desde que no quiso traspasar el mando".

"No nos sorprende que el kirchnerismo tenga una visión distinta, pero tienen que seguir apostando a la vida institucional, a la legalidad", dijo Peña y agregó que el gobierno "no va a perder un gramo de su energía en contestar las provocaciones" que lanzaron algunos dirigentes ayer en sus discursos.

"Estamos con otra agenda y con otra cabeza. No vamos a distraer el foco en estar cada día un poco mejor. Ese es el camino que creemos el correcto", concluyó.

Fuente: Télam