Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, le envió una nueva carta al ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, para reafirmar su pedido para que se actualice en lo inmediato el piso de la Ley de Ganancias, con el objetivo de beneficiar a los trabajadores y jubilados que quedaron alcanzados por el impuesto por las actualizaciones salariales

En un nuevo texto enviado al titular de la cartera económica, Massa detalló que, en base a una evaluación realizada por los equipos técnicos de la Cámara de Diputados, los trabajadores y jubilados alcanzados por el Impuestos a las Ganancias se han incrementado
sustancialmente en estos últimos dos meses
.

El líder del Frente Renovador explicó que a febrero de 2022 la cantidad de trabajadores y jubilados que debían pagar el tributo era de $742.964, suma que se elevó a $847.878 en mes de abril, es decir, hubo un 14% de incremento en solo dos meses.

En base a estos datos, Massa planteó que se efectivice de manera inmediata un nuevo piso actualizado de remuneración mensual para empezar a pagar el impuesto, volviendo a beneficiar a una gran cantidad de contribuyentes a nivel nacional, en función del objetivo original de la medida.

De esta manera, según detalló en el mensaje enviado al ministro de Economía, se continuaría dando “sostenibilidad a las políticas de este Gobierno referidas a mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y fortalecer la consolidación de la demanda y del mercado interno nacional”.

La ley aprobada por el Congreso en abril de 2021 permite considerar las nuevas pautas salariales y faculta al Gobierno a través de un decreto a actualizar el piso con el objetivo de acompañar el alivio fiscal de los trabajadores con los incrementos salariales que se acuerden en paritarias.

"Trabajamos protegiendo y aliviando la situación de los trabajadores; y además, como las paritarias van a la alza y a mejorar los ingresos, en el caso de Ganancias previmos una cláusula gatillo, para acompañar las mejoras", había indicado el presidente de Diputados al momento de aprobar la normativa.

En 2021, el piso salarial era de $150.000 y fue ajustado a $175.000, lo permitió que 1,5 millón de trabajadores dejaran de pagar el Impuesto a las Ganancias. Luego, por las variaciones inflacionarias, se volvió a delegar la facultad al Poder Ejecutivo para incrementar las deducciones del impuesto durante el año fiscal 2022.

Massa propone ahora una suba adicional del piso a partir del cual se paga el impuesto para mantener constante el porcentaje de contribuyentes alcanzados por el tributo. Así, continuaría consolidándose un esquema progresivo de alivio fiscal para que solo lo paguen el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

La carta de Sergio Massa a Martín Guzmán