Por Roberto Di Sandro
El Decano
70 años en la Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Agárrese fuerte y lea: la inflación anual, cerca del 35 por ciento; la inflación mensual, casi del 4 por ciento; la economía, un 6,7 por ciento en baja; el dólar está superando los 31 pesos; los depósitos aumentan; el consumo continúa en descenso; la Bolsa se derrumba; la delincuencia no para; la industria está desapareciendo; los salarios, en picada; el riesgo país, cada vez más alto. ¿Quiere más? Todo este caos pesa sobre el gobierno cuyo presidente admite que "estamos en plena tormenta" y que comienza la recesión. Pero a la vez relaciona este horror con los cuadernos de la corrupción, cuya influencia tiene directa vinculación con empresas, ahora señaladas, y el desaliento que se observa en el exterior en torno a invertir en la Argentina. Lamentablemente la verdad asoma y es lo único positivo que el gobierno de Mauricio Macri tiene para decirle a la sociedad. No lo oculta. Desde el interior del país el Presupuesto recibe apoyo parcial. Se hace todo lo posible para alcanzar un entendimiento, pero los recursos de algunos alcanzan para seguir y los otros no. El Presidente trata de convencerlos y decidió caminar por todo el territorio. Va a entrevistarse con los diferentes sectores sin excepción. El propósito es encontrar una salida socioeconómica que no ahogue más a la gente. Pero claro, siguen aumentando las cosas. Las tarifas continúan "pum para arriba", como dice Marcelo Tinelli, y la gente ya reconoció que "en la actualidad el mes tiene 15 días". Lo descrito es la realidad pura. Macri se reúne en Olivos y en la Rosada con personalidades de todos los colores. Muchas no aparecen a los ojos de la prensa porque son "muy reservadas". Mientras tanto, tiene frente a sí a quien fue a buscar para que salve al país de esta situación: el Fondo Monetario Internacional. Sus integrantes, que responden a Christine Lagarde, monitorean en Buenos aires la economía y ciertos aspectos del acuerdo para seguir dando los préstamos prometidos. Mantienen contactos permanentes con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Comienza una nueva semana con encuentros que iremos anunciando.

"Quiero flan"

En sus contactos con el gabinete, Macri instruyó con energía: "A recorrer hasta el último lugar del país". Se lo dijo a todos sus funcionarios. Explicar, caso por caso, cuál es el propósito del gobierno para salir de esta grave situación. También se lo marcó a los referentes de Cambiemos en Olivos. Allí -nadie lo dijo- hubo discrepancias con el mandatario en torno a buscar alivios para la población. Surgió mucho del lado radical, que integra ese frente. De cualquier manera se mantiene el rumbo económico trazado por el gobierno "pero con algunas modificaciones", declaró alguien que pidió reserva a su nombre. Ministros, funcionarios, gobernadores y todo lo que sea Cambiemos tocarán timbre en todos lados. Macri se sumará a esta estrategia. Vienen días que mucho tienen que ver con el futuro político del mandatario que quiere su reelección. Una perlita: los del partido oficialista, cuando se fueron, cantaron: "Quiero flan". Créalo.

Un PAMI transparente

Crónica HD estuvo con el titular del PAMI, Sergio Cassinotti, quien enumeró una a una las decisiones adoptadas para servir a los jubilados; aludió a la entrega de alimentos en todos los sectores de los centros existentes; la entrega inmediata de medicamentos "sin esperar ningún tiempo"; beneficios para 5.000 jubilados de más de 100 años; recepción de más de dos millones de consultas que se atienden "de inmediato"; la entrega de más de seis millones de recetas y la adopción de medidas para reducir el gasto sin perjudicar a los abuelos. Además. se han iniciado charlas para la seguridad de los hombres y mujeres de la tercera edad, y los viajes que constantemente hace Cassinotti al interior del país. Ante preguntas, dijo que el presidente Macri "sabe lo que pasa con los jubilados y sabe también cuáles son sus necesidades, que irán mejorando día a día". Tras remarcar con energía que ahora "PAMI paga" y no hay déficit, reveló que no habrá aumento de medicamentos destinados a los jubilados hasta marzo y le agregó un condimento a la distracción de los abuelos: tendrán también su tablet. Ojalá todo se cumpla. Los jubilados merecen esto y mucho más.

Breves y sabrosas

Espacio donde entra todo. Macri, parece, va a contactarse con la prensa más seguido. Dos o tres conferencias de prensa por mes. Buena idea. Sigo: hay tres gobernadores que están en rebeldía contra el Presupuesto. Son los peronistas Carlos Verna, Gildo Insfrán y Juan Manzur. Con este último se abrazó el otro día en Tucumán. Dicen que tratarán de convencerlos para que de una vez por todas puedan elevar el 15 de septiembre al Congreso el Presupuesto de 2019. La lucha será dura, sentencian por allí. Es público y notorio que en la Plaza de Mayo las manifestaciones cortan toda circulación a toda hora. Para colmo la extienden a varias cuadras. La gente que quiere ir a trabajar por esos lados -Casa Rosada, por ejemplo- va malhumorada porque tiene que dar vueltas enormes para entrar. Entonces, ¿por qué no buscan un carril para que el público pueda pasar? Los organismos de seguridad saben cómo hacerlo. Y si saben, háganlo de una vez. Las encuestas en la Rosada son diarias. La imagen presidencial cayó y la de María Eugenia Vidal no avanza "porque la arrastra la del Presidente", comentan. De allí el propósito de recorrer todo el país. Linda novedad: por primera vez mujeres rurales participan en el G-20.

Son de Uatre y encabeza ese propósito Carolina Llanos. Recibió el apoyo total del titular del gremio, Ramón Ayala. Dijo: "Es un gran desafío para lograr la igualdad de género". Se despidió del Presidente uno de los hombres que siempre se movió en torno a la eficiencia y claridad de cargos y conceptos. Su nombre: Santiago de Estrada. Renunció como secretario de Culto, pero es uno de los funcionarios que más se destacó en otros tiempos en el área de la previsión, y fue querido y respaldado siempre por los jubilados. El humor de un colega, Eduardo Campilongo. Lean: "Me voy a presentar como arrepentido: primero por haber pagado 3 mil pesos de luz, cuando antes desembolsaba 400 pesos; estoy arrepentido de pagar el gas más de 1.500 pesos cuando antes gastaba 70 y si no lo pago me voy a arrepentir porque no me van a mandar a Ezeiza o a Marcos Paz, seguro que voy a ir a picar piedras a la cordillera". Telón. El domingo volvemos y como siempre, dos días antes, en Crónica HD a partir de las 22, con los secretos de los últimos setenta años en la Casa Rosada. Buena semana.