Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

El desembarco de Máximo Kirchner en el PJ bonaerense ya es casi un hecho y asumiría en los próximos tres meses. Aunque la llegada del hijo de Cristina Fernández de Kirchner a la conducción del partido es resistida por algunos intendentes, tiene el respaldo de su propia madre, del presidente Alberto Fernández y también de una buena parte de los intendentes peronistas de la provincia.

Hoy, el partido es conducido en territorio bonaerense por una dupla: Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, y Fernando Gray, jefe comunal de Esteban Echeverría. Fue Gray quien esta semana publicó una singular foto. En el marco de una campaña para plantar árboles en su distrito, apareció con una pala, plantando un árbol, y con la leyenda "Yo me planto". Como diciendo, "yo no quiero que Máximo Kirchner asuma la conducción partidaria".

Habrá que ver si el rechazo de Gray suma nuevas adhesiones, pero de momento parece poco probable. De hecho, varios intendentes que aparecían dubitativos dieron en los últimos días señales favorables a la llegada del hijo de Néstor Kirchner y Cristina.

Los tiempos se aceleran. Antes de fin de marzo Alberto Fernández debería haber asumido como titular del PJ a nivel nacional y Máximo Kirchner como presidente del PJ bonaerense.

Los respaldos a Máximo incluyen a Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora; al jefe comunal de Escobar, Ariel Sujarchuk, y al titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, entre otros.

Nadie sabe cómo será el proceso de recambio, considerando que la actual dupla que conduce el partido en territorio provincial, Menéndez-Gray, tiene mandato hasta diciembre de 2021. Sin embargo, la necesidad de un armado político para las elecciones legislativas implicaría la llegada de una nueva conducción.

Todo indica que habrá acuerdo puertas adentro del peronismo para consagrar a Máximo. Sin embargo, un grupo de intendentes apela a no ser "corrido" de sus espacios por La Cámpora. Los conflictos entre la agrupación cercana a Cristina y parte de los intendentes históricos del conurbano son de larga data, aunque de momento todo indica que quedarán de lado a partir de la necesidad que tiene el peronismo de ir unido a la elección legislativa.

Durante la semana, Máximo se reunió con los intendentes de Hurlingham, Juan Zabaleta, y de Merlo, el citado Menéndez. Fue toda una señal que dejó a Gray un poco "en solitario" en su actitud de rebeldía.

Quienes conocen el partido de hace años insisten en que el conflicto se solucionará, aunque obviamente la llegada de Kirchner hijo despierta suspicacias entre muchos jefes comunales que pueden ver amenazados sus liderazgos. Temen que aparezcan listas camporistas en sus distritos que apunten a correrlos del lugar que ocupan, en algunos casos, hace mucho tiempo.

Sin embargo, todo indica que Gray y el grupo que él representa terminarán cediendo, no sin antes reclamar sus espacios de poder en la nueva conformación del PJ. Amén de todo esto, nadie piensa poner en riesgo la unidad, que permitió a Alberto Fernández llegar al poder y que, espera el peronismo, sea la llave para imponerse en las legislativas.

POR D.J.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos