Un documento gremial firmado por Pablo Micheli, quien este miércoles participó en el plenario realizado en la sede del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) y adhirió a esa movilización, advirtió que de no haber respuestas luego del 21 de este mes habrá que plantear “la posibilidad de convocar a una huelga nacional para marzo próximo”, dijo.

Micheli realzó la decisión del plenario de este miércoles de modificar la fecha de la movilización a partir de la controversia generada por el sexto aniversario de la tragedia ferroviaria de Once, señaló que el 22 de febrero representa para el pueblo argentino “un día de duelo” y subrayó la necesidad de continuar “la construcción de la mayor y más amplia unidad”.

"No es posible enfrentar por separado las políticas de ajuste del gobierno neoliberal y de derecha. Es preciso que el movimiento sindical se plante con firmeza porque continuarán los despidos y tarifazos, los techos paritarios, los recortes jubilatorios, el intento de reforma laboral y la represión callejera en cada ocasión que haya protestas”, afirmó.

Hugo Yasky, titular de la Central de los Trabajadores Argentinos ( CTA), adhirió a la marcha del 21 y, en un comunicado de prensa que firmó junto con el secretario de Comunicación de la corriente, Carlos Girotti, afirmó que el acto camionero y de otros espacios gremiales se realizará desde las 15 en la intersección de las Avenidas Belgrano y 9 de Julio también en respaldo de “los conflictos bancario, docente, estatal y de otras organizaciones sindicales en defensa de las paritarias libres y sin techo”.