Los trabajadores denuncian una reducción del presupuesto. 

El Ministerio de Ciencia y Tecnología permanece tomado por un centenar de científicos del Conicet, quienes reclaman continuar con las negociaciones por los casi 500 trabajadores despedidos el año pasado. Sin embargo, desde la cartera explicaron que “unilateralmente los delegados cerraron el diálogo”.

“Queremos discutir y en profundidad qué es lo que va a pasar con los 498 investigadores que quedaron afuera en diciembre del año pasado, y que hoy están con las becas posdoctorales extraordinarias prontas a vencer”, le dijo a Crónica Alan Szalai, de Jóvenes Científicos Precarizados. Según detallan desde dicho espacio, “Lino Barañao (el ministro) está incumpliendo el acuerdo”.

“La mesa de seguimiento fue un nuevo fracaso”, aseguró, ya que “los funcionarios ratificaron que los cargos de investigación en universidades nacionales que proponen para los científicos despedidos, no cuentan con las condiciones mínimas de estabilidad laboral ni con el nivel salarial de la carrera del Conicet. Además, podría implicar relocalizaciones forzadas de los científicos y la discontinuidad de sus líneas de investigación”.

Es por eso, que, mediante una asamblea en horas de la noche, decidieron permanecer con la toma “al menos hasta mañana”, en referencia a este miércoles. De todas maneras, a pesar de la toma “pacífica” a la cual hacen referencia los becarios, desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva aseguraron que “forzaron la puerta de blíndex” para ingresar al edificio, lo cual “dejó con heridas leves” a dos trabajadores.

“Los miembros de las distintas agrupaciones plantearon exigencias que fueron escuchadas por las autoridades, pero que resultan de imposible resolución inmediata. En consecuencia, los delegados decidieron de manera unilateral retirarse de la reunión”, confirmaron desde la cartera encabezada por Lino Barañao.

“El avance en el Plan de Fortalecimiento ha resultado muy positivo, ya que 54 universidades nacionales y provinciales suscribieron la iniciativa”, subrayaron. “Se continuará con un espíritu y actitud de diálogo, pero de ninguna manera se aceptará imposiciones a partir de situaciones de fuerza”, detallaron en un comunicado.