En el marco de los anuncios económicos que brindó el Gobierno para enfrentar la crisis y tratar de incentivar el consumo en un marco de fuerte inflación,  Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, contó desde la Quinta de Olivos los pormenores de las medidas adoptadas para "aliviar el bolsillo de las familias argentinas". 

"A las medidas las pensamos como el inicio de una nueva etapa donde sentimos que estamos dejando atrás la inestabilidad cambiaria que vivimos con crudeza en 2018 y que explica la inflación especialmente alta en marzo y en abril que esperamos que también sea más alta", detalló. Sobre el cumplimiento efectivo de estas medidas, analizó: "Estamos convencidos de que el pacto se va a mantener. Fue un acuerdo de caballeros".

Al respecto, contó que "marzo y abril tienen números especialmente altos en inflación porque la inestabilidad cambiaria se siguió traspasando a los precios y también a los incrementos de los servicios que se llevaron a delante en estos primeros meses del año"

"Estamos convencidos que vamos a ganar la batalla contra la inflación y eso llevará alivio a las familias y eso lo llevamos con los cambios estructurales que venimos implementando desde diciembre de 2015. Para transitar mejor estos meses que vienen y para compañar a las familias argentinas, trabajamos en medidas muy abarcativas que tienen que ver con precios, préstamos y ayudar a las Pymes y familias que no pueden pagar impuestos", profundizó.

Al ser consultado sobre si estas medidas se anunciaron por ser un año electoral, Dujovne explicó que  "desde que se ha iniciado la gestión hemos dado muestras de que estamos pensando en las próximas generaciones", y sostuvo que "entonces mal podríamos pensar que estamos trabajando para la próxima elección".

Este es un programa para el país y para todos los argentinos. Es de carácter federal", agregó y pidió a "las provincias" que "se sumen a este esfuerzo"