La "Mesaza" de Mirtha. Una noche que tuvo todos los condimentos.

A pocos días de la manifestación que convocó el Sindicato de Choferes de Camiones para el próximo 21 de febrero, el líder del gremio, Hugo Moyano, participó anoche del programa televisivo que conduce Mirtha Legrand. Durante la emisión, el gremialista reivindicó la realización de la marcha en que "mucha gente la está pasando mal en el país y los trabajadores están en retroceso, perdiendo poder adquisitivo, a causa de las políticas que aplica el gobierno".

Durante la cena, Legrand le consultó a Moyano acerca de si antes de una protesta no era mejor pedirle una reunión al presidente Mauricio Macri, a lo que el dirigente camionero le contestó que "no sé si el Presidente pueda, con lo ocupado que debe estar con tantos temas", pero además indicó que "dialogar por dialogar tampoco sirve, lo importante es que se den respuestas a los reclamos".

Ante una consulta sobre las organizaciones gremiales que no se suman a la convocatoria de Camioneros, Moyano señaló que "una cosa es que nos dé la espalda un dirigente gremial y otra que lo hagan los trabajadores de su sindicato", tras lo cual vaticinó que "en la marcha del miércoles se verán a muchos trabajadores de gremios cuyos dirigentes no se adhirieron".

En un momento, Mirtha le reprochó que él hasta no hace mucho tenía una buena relación con Macri, no obstante lo cual días atrás dijo que estaría dispuesto a juntarse con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con quien estuvo enfrentado varios años. "Me juntaré con todo aquél que coincida conmigo en que hay cosas para cambiar en el país", respondió Moyano.

Además del líder gremial, estuvieron en la cena el vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi; el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; el periodista Alfredo Leuco y Matías Bagnato, el sobreviviente del hecho delictivo que se conoció como "la masacre de Flores".

En otro pasaje de la emisión, Moyano se cruzó con Leuco, luego de que el sindicalista dijera que "en mesas como ésta no se entiende a veces la situación de los pobres". El periodista le espetó que hay dirigentes sindicales millonarios al frente de gremios con afiliados pobres, a lo que Moyano respondió que "no hay que generalizar, ya que un dirigente que tenga algún patrimonio no tiene por qué ser sospechado de corrupto o ladrón".

Fuente: