"Nos está costando la gran persistencia de la inflación núcleo”, reconoció ayer el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en referencia a la meta fijada en 17% para la suba de precios en el Presupuesto de este año y su incumplimiento, luego de que el Indec informara que la inflación acumulada de enero a septiembre ya es de 17,6%.

Reconoció que “no fue el dato que esperábamos”. Si bien el funcionario celebró que en el último trimestre el Índice de Precios al Consumidor “se movió hacia abajo con 1,6% y por debajo del registro del cuarto trimestre del año pasado, que fue de 1,74%”, la inflación acumulada no es la esperada tras cerrar en 1,9% la medición del noveno mes.

De hecho, ya es mayor a la de enero a septiembre de 2015, cuando arrojaba un 14,4%.

Un hueco de tiempo

El titular de la autoridad monetaria consideró igualmente que tiene un “‘gap’ de credibilidad” en relación con la meta oficial del 17% de inflación. El término suele ser utilizado por los economistas para referirse a un hueco o ruptura en la continuidad en la línea del precio respecto del tiempo. Fue durante una rueda de prensa para presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM) correspondiente a octubre de 2017.

Allí, Sturzenegger aseguró que “el proceso de desinflación sigue”. Según el titular del Banco Central, “la gran persistencia de la inflación núcleo nos está costando”, pero aclaró que el último trimestre mejoró respecto del mismo período de 2016. En otro orden, afirmó que “acumulamos 1,3% del PIB desde el anuncio de incrementar reservas”.

Para 2018

“Ahora el objetivo es encauzar la inflación del último trimestre a un valor consistente con la meta de 10 puntos para 2018”. La proyectada para el año próximo es entre 8% y 12%. “Ese objetivo es perfectamente cumplible”, aseguró Sturzenegger, pese a que las expectativas del mercado la ubican en torno al 15,8%.

En ese sentido, defendió la “política monetaria restrictiva” y aseguró que no afectó el crecimiento de la economía. “Nuestros indicadores marcan un crecimiento de 0,95% del PIB en el tercer trimestre, pero Hacienda tiene mejores números aún”, afirmó.