El obispo de la diócesis de Bariloche, Juan José Chaparro, se desligó de los dichos del gobierno nacional y el provincial respecto de la organización terrorista RAM en los hechos de Villa Mascardi y la muerte de Santiago Maldonado. "No siempre que ocupan un lugar significa que son grupos RAM. Aquí sí se han hecho desalojos históricos con violencia. Uno que recorre la línea sur se encuentra con más de un caso de gente que vivía en un lugar y de repente se la sacó, o gente que se fue endeudando en el tiempo de las ventas (sic) y de repente no tenían más el terreno. Eso también es violento", señaló Chaparro en diálogo con Luis Novaresio por radio La Red.

El cura sostuvo que vive la muerte de Rafael Nahuel "con preocupación, con dolor, como toda la gente". Y contó que el lunes acompañó en el velorio "a este chico y sus familiares, a algunos de los cuales conozco". "Tengo la esperanza de que se abran caminos que posibiliten que no se repita. No empecemos a sumar muertos. Este es un asunto que tenemos que ver con racionalidad", dijo.

En la misma entrevista radial, no negó que ocurran en la zona hechos con cierto grado de agresividad, pero sostuvo que no es lo más común en la comunidad mapuche. "Cada tanto aparece el incendio de algún refugio. Hubo un intento una vez en una misma capilla nuestra. Cada tanto aparece por ahí, se menciona, se dice, son RAM. ¿Quiénes son los RAM? Yo no los conozco. La verdad, no sé la entidad que tiene esto", indicó.