Una auditoría realizada por la Cámara Nacional Electoral (CNE) recomendó no aprobar la rendición de cuentas de la campaña del frente Cambiemos en la provincia de Buenos Aires para las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias ( PASO) 2017, a partir de múltiples irregularidades encontradas por una investigación periodística sobre los aportantes truchos.

Los peritos aconsejaron no aprobar "el informe final del art. 37 de la ley 26.571 de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, PASO, categoría diputados nacionales, celebradas el 13/8/2017, presentado por la Alianza Cambiemos Buenos Aires, del distrito Buenos Aires, hasta tanto sean subsanadas las observaciones".

Esto fue elevado al juez con competencia electoral Adolfo Ziulu. Entre los motivos por los cuales apuntaron contra la campaña de la ahora diputada nacional Graciela Ocaña está que aparecieron confirmados al menos un centenar de personas que figuran como donantes y al mismo tiempo son beneficiarios de planes sociales, lo que fue el inicio de la investigación de aportantes truchos que realizó un portal de noticias.

"Cabe señalar que tratándose de personas que reciben algún tipo de beneficio social por parte del Estado nacional o están inscriptas en el monotributo social en el que podrían ser beneficiarias de tales programas, resulta llamativo, aun siendo individualmente de poca cuantía, que realicen aportes a una agrupación política", precisa el informe.

Además, la auditoría halló a directivos de empresas contratistas de obras públicas como aportantes, algo que la Ley prohíbe actualmente.