El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió ayer las obras en construcción de las tres nuevas estaciones de la línea E del subte entre Casa Rosada y Retiro, que ya están en su fase final y van a beneficiar a casi 100.000 vecinos que viajan todos los días. "Son tres estaciones modernas, con la mejor tecnología, y para la cantidad de gente que viene en la E, es un golazo", sostuvo Rodríguez Larreta.

La línea se extenderá hacia el norte con las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro, que van a sumar dos kilómetros más a la red y van a habilitar la combinación con las líneas B y C.