La CGT dispuso un paro nacional por 24 horas desde el mediodía del lunes contra la reforma previsional y confirmó que habrá transporte hasta la medianoche.

"A partir del mediodía del día de hoy comienza un cese de actividades. El paro será total desde las 0 hasta mañana al mediodía. El transporte funcionará de manera normal hasta las últimas horas del día de hoy a los efectos de que los compañeros movilizados y los trabajadores que han concurrido a lugares de trabajo puedan regresar a sus hogares", informó el secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid.

Durante una conferencia de prensa que compartió con sus pares Carlos Acuña y Héctor Daer, Schmid señaló que la reforma previsional "constituye lisa y llanamente una rebaja de los haberes a los jubilados, pensionados y los sectores más vulnerables".

Además, señaló que "el bono" anunciado por el Gobierno nacional "es una burla" porque "el ajuste que hay es infinitamente mayor que el alcance de ese bono sacado como si fuera un parche de supervivencia", al tiempo que precisó que si el Congreso no aprueba la reforma previsional se levantarán las medidas de fuerza anunciadas.

Schmid manifestó su "rechazo absoluto a este proyecto de ley que ha sido llevado al parlamento promovido por el Poder Ejecutivo" para modificar el mecanismo de actualización de los haberes. "La CGT no ha participado en ninguna tratativa en esta ocasión. Es una lógica que no podemos compartir en ninguno de sus términos", subrayó el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento.

Consulta popular

En tanto, el trinvirato anunció que le van a proponer al Gobierno "que convoque a una consulta popular" para ver "si la sociedad argentina está de acuerdo" con la reforma previsional que tiene media sanción del Senado y que se debatirá en la Cámara de Diputados.

Movilización

Por otro lado, el Consejo Directivo de la CGT decidió no sumarse a la movilización prevista por distintas organizaciones sociales, políticas y gremiales a partir del mediodía al Congreso Nacional en rechazo a la reforma previsional y, en cambio, dejó librado a criterio de cada sindicato la decisión de sumarse a las protestas.

Represión

Schmid cuestionó, además, el operativo de fuerzas de seguridad federales realizado el último jueves en las inmediaciones del Congreso y se quejó de que los uniformados "primero tiran y después preguntan".