Por Gabriel Calisto 
@gcalisto 

Con la presencia de José Luis Gioja, el jefe del intervenido PJ nacional, los intendentes y legisladores bonaerenses del peronismo sesionaron este martes para rechazar la decisión de la jueza Servini de Cubría, y apuntaron al gobierno nacional como responsable del fallo.

Además, y ante la posibilidad de un intento de los interventores, en la actualidad a cargo de Luis Barrionuevo, de avanzar sobre el partido a nivel provincial, remarcaron que cumplieron con todos los puntos legales del estatuto.

El tema del día, además, fue el impacto de los tarifazos sobre el bolsillo de la gente, y la decisión de María Eugenia Vidal de rebajar los impuestos provinciales, que pronto deberán votar en la Legislatura. "De ese tema se habló mucho, porque afecta directamente a la gente que no los puede pagar", le dijeron a Crónica desde la conducción partidaria.

"Vamos a presentar propuestas superadoras a lo anunciado por la provincia", le dijo a este medio el vicepresidente del partido, Fernando Gray.

A contar votos

Tras la fallida sesión de la semana pasada, en la que intendentes peronistas, movimientos sociales y el Frente Renovador de Sergio Massa quedaron al borde de conseguir el quórum para sesionar contra el tarifazo (la ausencia del kirchnerismo impidió el número necesario), ahora buscarán frenar la rebaja impositiva anuciada por la gobernadora María Eugenia Vidal el lunes, porque dichos fondos son coparticipables.

"Hacen caridad con plata que tenía que ir en obras a los municipios, y encima nos quieren forzar a ponernos en contra de algo que beneficiaría a la gente", rezongaron en off varios jefes comunales que participaron de la reunión del Consejo partidario. Por eso plantearán proyectos alternativos, y abrirán una mesa de negociación con la provincia para compensar las arcas municipales.

"Massa tiene todavía algunos intendentes, y sus legisladores nacieron en el peronismo y reclaman una marcha atrás real con los aumentos. Podemos trabajar juntos sin problemas", agregaron, en otro capítulo de la disputa por ampliar el horizonte del peronismo provincial. El rol del kirchnerismo, sin embargo, se mantiene en la absoluta incertidumbre.

Gioja y la intervención

El presidente del PJ estuvo al inicio de la discusión, de la que excluyeron a los asesores para evitar filtraciones (de hecho, no hubo un documento final consensuado). Fue un gesto de respaldo, además de la oportunidad para rechazar cualquier intento de avanzar contra el partido bonaerense. "No fue una mano negra la que la que intervino el Partido Justicialista nacional, fue amarilla", se dijo durante el cónclave del consejo provincial que se realizó en Cañuelas.

"Tenemos que agotar las instancias nacionales e internacionales, quieren proscribir al peronismo nacional y ahora vienen por el de la provincia", disparó Gray.