Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, fue dado de alta luego de sufrir un pico de presión el miércoles. El dirigente estuvo internado en la Clínica San Justo y ahora continuará la recuperación en su casa. 

El referente gremial abandonó el centro médico el viernes al mediodía. Desde el Facebook de Infocamioneros aseguraron: "Pablo Moyano ya se encuentra bien y agradeció el apoyo recibido: La única lucha que se pierde es la que se abandona".

Moyano había sufrido una "descompensación hemodinámica" cuando se encontraba en la sede del gremio y comenzó a sentirse mal. Fue atendido por un médico, quien decidió internarlo inmediatamente.