El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, sostuvo este sábado que el cese de comercialización de granos y hacienda que finalizó el último viernes "tuvo un saldo positivo", ya que se logró "visibilizar el descontento del productor", y afirmó que "no se ha cortado el diálogo" con el Gobierno. 

"El saldo es positivo desde la perspectiva de lo que veníamos buscando, que era visibilizar un descontento y enojo del campo, porque esta presión impositiva nos está asfixiando y comprometiendo el futuro de las regiones", aseguró Pelegrina en diálogo con radio Continental.

La Mesa de Enlace, de la cual la SRA forma parte junto a Confederaciones Rurales (CRA), Federación Agraria (FAA) y Coninagro, decretaron la semana pasada un cese de comercialización de granos y hacienda por 96 horas, en rechazo a la suba de tres puntos en las retenciones a la soja hasta el 33% con un esquema de compensación a productores de hasta mil toneladas.

La medida fue mucho más contundente en lo que respecta a la comercialización de animales en pie para faena que en el sector de granos, donde se estipuló que la merma en la comercialización alcanzó entre el 30% y 40%, según el dirigente de la Mesa.

Se estipuló que la merma en la comercialización alcanzó entre el 30% y 40%.

Pelegrina explicó que "hubo algunos camiones que entraron en los puertos, pero se aclaró desde el primer momento que no hay que molestar a la gente y no tenía que haber ninguna consecuencia de esta protesta en aumento de precios o desabastecimiento y no complicarse entre los productores".

Respecto a la relación con el Gobierno, el dirigente rural sostuvo que "no se ha cortado el diálogo" y agregó que "hay que seguir trabajando con muchos otros temas que están afectando al sector, como financiamiento, insumos, infraestructura, comercio internacional, entre otros".