El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi; el diputado kirchnerista Axel Kicillof; el jefe del interbloque de diputados Argentina Federal, Pablo Kosiner; el diputado massista Facundo Moyano; el ex presidente Eduardo Duhalde; el diputado Nicolás del Caño (PTS- Frente de Izquierda); el diputado del Movimiento Evita, Leonardo Grosso y Solálanzaron fuertes críticas a las apreciaciones se Mauricio Macri.

Rossi, por su parte, coincidió en que el jefe de Estado hizo "invocaciones" acerca de un "futuro maravilloso que sólo él ve" en lugar de hacer referencia al "presente angustioso que viven los argentinos".

Su compañero de bancada Axel Kicillof apeló a la ironía al señalar que "la ausencia más importante de hoy fue la realidad en el discurso del Presidente" y agregó: "Habló de un mundo ficticio y de nuevo nos vino a prometer que más adelante está un futuro mejor, pero del presente nunca ha hablado. Ya van tres años...".

Solá sostuvo que el discurso del jefe de Estado fue "una burla al Congreso" y "una negación de la realidad", ya que "su diagnóstico es un diagnóstico de un país que no existe".

"No es que se equivocó de discurso: se equivocó se país. El discurso de una hipocresía, de una mentira y una una negación de la realidad que susta",  sostuvo eufóricamente  en el Salón de Pasos Perdidos.

El dirigente massista custionó a Macri por haber hecho referencia a un "crecimiento invisible" y por decir que "la inflación está bajando cuando está subiendo" y lo acusó de "hacer un discurso de títulos, de marketing". 

Por otra parte, el diputado Facundo Moyano, del Frente Renovador, criticó el mensaje de apertura de sesiones ordinarias por "estar totalmente disociado de la realidad" y por "no tener nada que ver con la pérdida del poder adquisitivo que hubo en estos dos años".  

En representación del Movimiento Evita, Groso también despostricó contra el Presidente que "sigue pidiendo que los argentinos hagan un esfuercito más, que ya van a llegar las inversiones", cuando "estamos así hace más de dos años mientras crecen la desocupación, la pobreza y la indigencia".

Además dijo que "están preocupado por le nivel de fantasía que tiene Macri" y agregó que "Vive en una burbuja, en una Argentina offshore, que no tiene nada que ver con la de los millones de argentinos y argentinas que sufren los despidos, la inflación, los sueldos bajos, la violencia estatal, la violencia machista y el hambre".