La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys) realizan hoy un paro de 24 horas en la ciudad de Buenos Aires, en rechazo del aumento salarial ofrecido por el gobierno porteño del 21,5%, al que consideran "insuficiente".

Se trata de los gremios de mayor representatividad, que aún no firmaron el acuerdo que la ciudad cerró con otros sindicatos. Los trabajadores de la educación se concentrarán desde las 11 frente a la sede del Ministerio de Educación de la ciudad, ubicado en la avenida Paseo Colón 255, donde realizarán un acto conjunto para después marchar juntos hasta el Congreso de la Nación por la calle Moreno. Allí confluirán con las columnas de Ctera, que realiza a su vez una protesta nacional.

El 10 de agosto último, el gobierno porteño informó que "acordó paritarias con 15 de los 17 gremios docentes que funcionan en la ciudad de Buenos Aires", a los que adjudicó "una representatividad del 85% de los maestros y profesores" que ejercen en la Capital Federal.

"El 21,5% es una de las recomposiciones salariales docentes más bajas de todo el país, inferior incluso al aumento del 30% en el Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) que tenemos que pagar todos los porteños," señaló Eduardo López, de UTE.


Jornada nacional


Por su parte, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) marchará hacia el Congreso de la Nación para reclamar, terminando el octavo mes del año, la convocatoria a una paritaria docente nacional.

Los docentes exigirán, además, frenar en todo el país cualquier intento de reconocimiento dactilar o facial que verifique el presentismo (como intentan aplicar en Entre Ríos). Y destacan que todavía no se han cerrado los debates salariales en varias provincias, como Santa Cruz, Jujuy, Mendoza, Chaco y ciudad de Buenos Aires.