El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, aseguró que este jueves, en la Cámara Baja, había una voluntad mayoritaria de sesionar para respaldar el tratamiento de la reforma previsional y acusó a diputados opositores de actuar como "piqueteros" en el recinto para impedir su debate.

"Hubo diputados de la oposición que hoy se convirtieron en verdaderos piqueteros e impidieron que se sesionara. Había una voluntad mayoritaria de tratar el proyecto porque lo querían acompañar. Al punto de que hubo quórum en dos oportunidades en el recinto", señaló Peña en una rueda de prensa en Casa de Gobierno.  

De esta forma, el funcionario se refirió a los disturbios que se generaron puertas adentro del recinto, casi como un reflejo de lo que también sucedía en los alrededores, cuando comenzaba el debate del proyecto de ley de reforma previsional. 


"Los que representan a la minoría tienen que actuar con decencia, respetando su investidura, y tener la dignidad de sentarse y debatir, pero no a través de la violencia y la mentira", calificó el jefe de ministros.

Agregó: "La paz social está absolutamente garantizada aunque existan grupos minoritarios que trabajan para generar conflicto" y señaló que esas expresiones aisladas "no reflejan para nada la situación de los argentinos".

En ese sentido, el jefe de Gabinete denunció hoy que hubo "una acción deliberada de violencia" para impedir que se trate en Diputados la reforma previsional, que tiene media sanción del Senado.

"Esa violencia comenzó con ataques a los funcionarios que fueron a exponer sobre el proyecto de ley en las reuniones de comisión y vimos este jueves, como ayer, también la búsqueda de violencia primero desde la calle y después desde el propio recinto, cruzando una raya que no se había cruzado en el último tiempo", sostuvo.

Afirmó que "Cambiemos no va a seguir ese camino de la provocación y la violencia" y explicó que por ese motivo "se propuso levantar la sesión y transmitir este mensaje de paz, tranquilidad y claridad respecto a los valores que tenemos como gobierno y fuerza política". 

Peña exhortó a la oposición a tener "decencia para sentarse y debatir" y "dignidad de perder cuando representan a una mayoría".

También volvió a respaldar la iniciativa del oficialismo y anticipó que no habrá cambios en el proyecto porque "sería muy triste para la democracia que la extorsión de los violentos modifique un diálogo y un debate".

De todas formas, adelantó que por estas horas hay una reunión entre funcionarios y jefes parlamentarios para analizar el próximo escenario.

Sobre la violencia en las calles, dijo que fue alimentada por "algunas declaraciones" de diputados de la oposición y por el accionar de los que "tiraron piedras, agredieron y buscaron sacar las vallas" para lograr "una zona liberada" en las inmediaciones del Congreso.

Al respecto, sostuvo que "las fuerzas de seguridad trataron de proteger una institución de la democracia" y condenó, tras una pregunta de una periodista, "cualquier situación" que haya vivido "un trabajador de prensa" durante la cobertura en esa zona.

"La forma de evitar (esa violencia) que después se va retroalimentando es dando el debate. Por eso, tenemos que llamar a la paz entre todos, sentarnos, dialogar, debatir y votar", consignó.

Peña no descartó la posibilidad de que se incorpore el pago de un bono en marzo para los jubilados para compensar la transición entre los dos sistemas.

"Todo lo otro que se pueda discutir, se podrá discutir como todo, como hemos hecho con muchas otras medidas para ayudar a que la situación de nuestros jubilados sea la situación más digna y acorde a lo que todos como sociedad queremos", dijo. 

"Siempre vamos a estar abiertos a discutir cualquier iniciativa pero eso no quita la discusión que creemos que esta es una ley que refleja un consenso mayoritario", sostuvo e insistió en que, pese al quorum, "los piqueteros del recinto impidieron un normal desarrollo del debate parlamentario".

El Jefe de Gabinete defendió la iniciativa del oficialismo, al asegurar que es "un proyecto que refleja el consenso mayoritario", y agregó que con el nuevo cálculo los jubilados percibirán un aumento del "cinco por ciento por encima de la inflación".

"Nos vamos a estar reuniendo ahora con Emilio Monzó (presidente de la Cámara de Diputados Nacional), Mario Negri (presidente del Bloque UCR y del interbloque Cambiemos), Nicolás Massot (titular del bloque PRO), Elisa Carrió y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, para evaluar los pasos a seguir".


Por último, informó que "el presidente (Mauricio) Macri, como todo el gobierno, está en comunicación y contacto con los gobernadores, que en su mayoría han suscripto este pacto y compromiso fiscal". 

Fuente: Télam