Peña habló ante la Cámara de Senadores. (DyN)

Marcos Peña, ratificó este miércoles la postura del Gobierno nacional de colaborar con la investigación del paradero de Santiago Maldonado, respaldó el accionar del Ministerio de Seguridad y la Justicia y acusó al kirchnerismo de utilizar políticamente el caso.

También consideró "irresponsable atacar a la Gendarmería" a la que defendió como "una institución muy querida que colabora con la custodia de las fronteras y la lucha contra el narcotráfico".

Peña formuló estos conceptos durante el informe que, como jefe de Gabinete, brindó ante la Cámara de Senadores luego de las preguntas de algunos senadores del Frente para la Victoria.

Los representantes ultrakirchneristas fueron los que cuestionaron al funcionario nacional sobre el caso Maldonado y sus bancas eran las únicas once de las que colgaban carteles con la foto del joven desaparecido en los que decía: "Lic. M. Peña ¿Dónde está Santiago Maldonado?".

Uno de los que más duramente fustigó el accionar del gobierno fue el sanjuanino Ruperto Godoy, quien también señaló al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, de haber sido cómplice en la tardanza en tomarle juramento a su reemplazante en el Consejo de la Magistratura, lo que permitió la suspensión del camarista Eduardo Freiler.

Godoy también acusó al gobierno de "avanzar en el control y el disciplinamiento social", dijo que "han tratado de poner bajo sospecha a Maldonado" y denunció que "no están garantizados los derechos de los ciudadanos".

La diatriba de Godoy se extendió varios minutos más allá del límite establecido por el reglamento del Senado, lo que provocó que la vicepresidenta Gabriela Michetti le cortara el micrófono.

 

 


"La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner el diez de diciembre de 2015, al no entregar la banda presidencial, inauguró un eje discursivo de deslegitimación permanente del mandato del presidente Mauricio Macri", acusó Peña.

Ademas de señalarla por "horadar el espíritu democrático", aseguró que se trata de "un plan sistemático" y le aconsejó al kirchnerismo que "como fuerza política se acostumbre a que quien gobierna es el que tiene más votos".

Luego de afirmar que el gobierno de Macri "enfrentó las mafias enquistadas en el Estado donde no se había hecho nada", destacó "la lucha contra el narcotráfico", actividad ilícita que, según agregó, "el kirchnerismo dejó crecer durante su mandato".

Peña respaldó el trabajo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en ese campo y recordó "la plena colaboración" del Gobierno frente a una investigación judicial del caso Maldonado, que consideró "inobjetable tanto por parte del juez como de la fiscal".

Sin embargo, añadió que "no hay ni un imputado ni una sola prueba fehaciente para poder certificar el hecho" de desaparición forzada de persona, como lo establece la carátula de la causa.

Luego de considerar "correcto investigar la hipótesis más grave", dijo que el informe que circuló en las últimas horas, con membrete de la Policía Federal, que establecía una hipótesis sobre la desaparición de Maldonado "es apócrifo" y adelantó que se radicará "una denuncia penal por falsificación de actas públicas".

Luego de pedir "prudencia" para todos los actores políticos, Peña señaló que "en tiempo electoral hay muchas pasiones y discusiones", que el gobierno "respeta la angustia y el dolor" de la familia de Maldonado y que no entrará "en una polémica con ellos".

Por otro lado, volvió a descartar que la desaparición de Maldonado tenga que ver con una "cuestión política" y rechazó "todas las declaraciones que hicieron dirigentes vinculados con el Frente para la Victoria de vincular este contexto con la dictadura".

"Rechazamos de plano, no sólo el argumento, sino también la intención" de "cualquier argumentación que diga que hubo una orden política de este gobierno de promover una desaparición forzosa", advirtió.

Luego de considerar "irresponsable atacar a la institución de la Gendarmería" insistió en que "no hubo ni una sola acción del Ministerio de Seguridad que sea objetable en materia de procedimiento y acción".

Al respecto, lamentó la "mala fe" de la diputada de izquierda Victoria Donda, quien comentó que la ministra Bullrich habría reconocido que tal vez la Gendarmería era culpable de la desaparición de Maldonado.

"Lamento la mala fe de la diputada Donda porque lo dicho por la ministro fue en una conversación en la que ella menciona que esa podía ser una hipótesis. Pero no hubo ninguna afirmación", detalló.

Finalmente, también rechazó la afirmación hecha por varios senadores ultrakirchneristas de que los desmanes acontecidos el viernes pasado en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, tras la marcha para reclamar la aparición de Maldonado, fueron provocados por el Gobierno nacional. "Eso es infundado e irresponsable. Nos encantaría que haya un rechazo a toda violencia", alentó.

Para Peña "fue un operativo profesional" y confió en que "si hay un elemento judicial que indique lo contrario, seguramente lo reconocerá el gobierno de la Ciudad".

"Rechazamos de plano que el Gobierno nacional tenga la intención de criminalizar la protesta social", sentenció Peña.

 

 

Peña anunció que en 2018 aumentará un 50 por ciento la inversión en infraestructura

 El jefe de Gabinete, Marcos Peña, declaró ante el Senado que el año próximo aumentará "un 50 por ciento" la inversión en infraestructura gracias a proyectos de financiación pública y privada, a la vez que aseguró que el plan que ha encarado el Gobierno nacional en esa materia es "el más ambicioso, abarcativo y federal" de los últimos años en el país.

Al exponer esta tarde ante el Senado, Peña centró su informe de gestión en la política de obras públicas e infraestructura llevada a cabo por el Poder Ejecutivo hasta el momento y su proyección hacia el año próximo.

El jefe de Gabinete enumeró las acciones tomadas en materia de energía, red cloacal y agua potable. autopistas, tráfico aéreo e infraestructura edilicia en educación y consideró que el plan oficial "es el más ambicioso, abarcativo y federal" puesto en marcha por un gobierno en los últimos años.

Por esa razón, añadió, el Gobierno nacional "espera que los gobernadores e intendentes se sumen a estos proyectos para multiplicar la obra pública", algo que, según dijo, "permitirá la creación de empleo y con ello un mayor bienestar para los argentinos".

El jefe de Gabinete anunció que en 2018 se aumentará "un 50 por ciento" la inversión en infraestructura y explicó que la mayor parte de esa inversiones serán consecuencia del Plan de Participación Pública Privada, un régimen aprobado este año por el Congreso según el cual se facilita el financiamiento privado de grande. obras de infraestructura.

Puntualizó que "este año la obra en infraestructura federal del país será equivalente al 2,6 por ciento del PBI y el año próximo va a aumentar casi un punto entero, al 3,5 por ciento".

"Estamos construyendo caminos, puertos y aeropuertos, recuperando líneas ferroviarias, actualizando y ampliando la infraestructura energética y ampliando la red de agua potable y cloacas para cumplir nuestra promesa electoral de darle agua al 100 por ciento y cloacas al 75 por ciento de los habitantes urbanos del país", señaló.

En materia de energía, mencionó la situación crítica en la que el gobierno recibió el país y aseguró que el plan actual se caracteriza por su "con transparencia y no tener corrupción" y afirmó que "el esfuerzo" de muchos argentinos "valió la pena" ya que se duplicaron las inversiones en ese rubro y el próximo verano habrá, por esa razón, "menos cortes" de luz.
 

Fuente: Télam