Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

En una tensa sesión informativa plagada de críticas opositoras al gobierno por la devaluación del peso, el rebrote inflacionario y la caída salarial medida en dólares, el jefe de gabinete, Marcos Peña, defendió este miércoles en la Cámara de Diputados las negociaciones abiertas con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) para tomar un préstamo "preventivo".

Desde los espacios de la oposición reclamaron que el acuerdo con el FMI se discuta en el Congreso, para tener conocimiento sobre eventuales condicionalidades. Con un breve discurso, Peña explicó que "tomamos la decisión preventiva de acudir al FMI, no para de redefinir nuestra política económica, no para reducir nuestra soberanía, simplemente para reducir nuestra volatilidad a través un prestamista que ofrece mejores tasas de interés". "A nuestro entender ya pasamos por la etapa más difícil", manifestó.

Después pasó a responder preguntas y evitó cruces por los duros cuestionamientos planteados desde los bloques del Frente para la Victoria con cartelitos y la leyenda "Macri Miente" en sus bancas-, Justicialista, Frente Renovador-UNA, de la izquierda y de otros espacios de la oposición.

En el informe 110 de la Jefatura de Gabinete, ya había contestado alrededor de 2.000 preguntas de los diputados de todos los bloques. Peña ratificó el rumbo económico y sostuvo que el gobierno cuenta con "todas las herramientas" para "seguir avanzando en un proceso de crecimiento e inversión y desarrollo, que es más amplio e incluye la baja de inflación".

Cuestionamientos

El jefe de gabinete dijo que por "respeto a los argentinos" y al momento del país, no iba a contestar las "agresiones" incluidas en los duros cuestionamientos al gobierno, particularmente expuestos desde el kirchnerismo, cuyos diputados se mostraron impiadosos.

El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi le recordó a Peña que en su anterior informe a Diputados, hace dos meses, había afirmado que "cada vez dependeremos menos del financiamiento externo" y entonces le preguntó "¿qué pasó?". A renglón seguido, descargó que ahora "necesitamos financiamiento externo, la inflación está creciendo, pasamos del primero al cuarto país de América Latina en el salario real y las reservas disminuyen".

Por su parte, la presidenta del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, expresó que "el mejor equipo de los últimos 50 años demostró una gran incapacidad para resolver los problemas de la gente". A su turno y sobre la convocatoria a un "Gran Acuerdo Nacional" formulado por el gobierno, el justicialista Pablo Kosiner dijo: "Notamos con preocupación cosas que no contribuyen al diálogo. Lamento que Elisa Carrió no haya estado presente en el recinto. Ella fue quien acusó al PJ de ser anti republicano".


Tarifas

Sobre el debate abierto por tarifas de los servicios públicos, Peña no adelantó si habrá veto presidencial, al señalar que el Ejecutivo esperará la resolución final del Congreso y en ese sentido apeló a la "responsabilidad" de los legisladores. "Hay que seguir dando la discusión en algunos temas donde evidentemente no estamos de acuerdo; encontrar consensos en materia de subsidios, tarifas y servicios públicos", argumentó.

Pablo Kosiner, cuestionó al oficialismo por haber propiciado en el Senado una rebaja del IVA en las tarifas, una propuesta que originalmente había hecho el justicialismo en Diputados, recibiendo duros cuestionamientos del oficialismo por el costo fiscal.