Javier Moral, abogado querellante y representante de un grupo de víctimas, pidió este martes cuatro años y medio de cárcel para Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal por la tragedia ferroviaria de Once al considerarlo coautor del delito de "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública e inhabilitación para ejercer cargos públicos".

Ante el Tribunal Oral Federal 4 y bajo el mismo cargo, el citado abogado solicitó tres años de prisión para Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unida. de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos.

Por otra parte, Moral responsabilizó por el accidente al motorman Marcos Antonio Córdoba al recordar que “no estaba ebrio ni borracho” y “desactivó” el freno conocido como hombre muerto. "El tren chapa 16 salió sin ninguna falla", evidenció el abogado querellante.

“Como máxima autoridad del Ministerio de Planificación Federal tenían pleno conocimiento del estado de los trenes y sin perjuicio de ello no adoptaron ninguna medida. Por ello deben responder como participes”, aclaró el defensor sobre la situación de ambos ex funcionarios ante la Justicia.

Por último, Moral dijo que "este suceso fue producto de la indiferencia, una doble falla humana: la falla del maquinista y la desidia de los funcionarios".