El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, coincidió en que es correcto el planteo del presidente Mauricio Macri de haber vivido una irrealidad con el congelamiento y la política tarifaria de los últimos 10 años, pero aclaró que no cree que el camino que se tomó sea la solución. Remarcó que “en Salta, como en muchas provincias, no se cobran impuestos provinciales en cabeza del usuario como en Buenos Aires. Por lo tanto, no podemos reducir algo que no existe”.

Urtubey reiteró que ‘"lo que necesita la Argentina es mayor previsibilidad a mediano y largo plazo” para no afectar a tantos argentinos que, hoy, “no pueden afrontar estos costos”, ni a las empresas que no pueden planificar inversiones. “Argentina debe transitar un camino de dar certezas a las empresas sin perjudicar a la gente”. “Con el aumento de tarifas no se logra pagar las obras de infraestructura necesarias. Lo que hay que hacer es fi jar un horizonte para los próximos 5 años”, afirmó Urtubey, y propuso que se dé sustentabilidad en términos de previsibilidad a las empresas logrando un beneficio a los usuarios. “Así, como vamos, no resolvemos el problema energético”.

Indicó que “el gobierno nacional debería plantear que la tarifa va a tener esta gradualidad en los próximos años” y que eso se fi rme con los entes y las empresas que, “de esa manera, van y piden financiamiento en el mercado de capitales y pueden acelerar procesos de inversión”.

Urtubey destacó que coincide en que se haga un esfuerzo conjunto, pero repitió que ningún usuario salteño tiene impuestos provinciales en su cabeza como sí pasa en la provincia de Buenos Aires y que “sólo pagamos el IVA que es un impuesto nacional”. Expresó que “además, las provincias siempre pagamos más cara la energía que Buenos Aires” pero que Salta se sumará al esfuerzo solicitado “ya que desde la provincia nos vamos a hacer cargo de la tarifa social del bimestre que viene”.


Más provincias respondieron al Poder Ejecutivo Nacional

El gobernador Juan Schiaretti destacó que Córdoba fue la “primera provincia” en eliminar gravámenes impositivos como el del Fuego y disminuir el de Ingresos Brutos y precisó que está en marcha un plan para que las municipalidades y comunas eliminen las tasas de las facturas.

Córdoba fue la primera provincia en eliminar impuestos en los servicios públicos”, dijo Schiaretti en alusión al pedido del Poder Ejecutivo Nacional (PEN).

Por su parte, Miguel Lifschitz, de Santa Fe, precisó que el componente impositivo en la facturación de servicios públicos “es menor” al de otros distritos similares y que los eliminados en Buenos Aires “no existen” en su provincia.

La gestión de Cambiemos tiene “la habilidad de trasladarles el costo político de las medidas que toma a gobernadores y a las provincias”, del mismo modo en que -se quejó- “ya lo hizo con la reforma previsional y lo hizo con las tarifas el año pasado”.

También, la mandataria de Catamarca, Lucía Corpacci, aclaró que su distrito “no cobra ningún impuesto en la boleta de la luz. Lo único que cobramos es el alumbrado público, que en un caso es del 6% o del 8%. Después cobramos el IVA que es el 21 o 27%, pero que es un impuesto nacional”.

Desde Neuquén, Omar Gutiérrez, dijo que “no hay impuestos vigentes en la facturación de servicios públicos” que dependan del estado provincial y acotó que aportará fondos para sostener el 50% de los subsidios de la tarifa social de gas.


Misiones, Corrientes y Río Negro, en línea con la Rosada

Tras el pedido del presidente Mauricio Macri, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, decretó una reducción del 5% en la tarifa eléctrica para los usuarios residenciales cuyo consumo mensual no supere los 300 kilovatios, beneficio que llegará a más de 100.000 personas.

Su par de Corrientes, Gustavo Valdés, afirmó que su gobierno analiza “llevar Ingresos Brutos a cero tanto en luz como en agua”, y explicó que “tenemos que cambiar el hábito, ver cómo cuidamos la luz. Tenemos que empezar a racionalizar. El mejor aporte que podemos hacer es consumir lo menos posible de energía”.

En sintonía, Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro informó que no aplicará ningún gravamen extraordinario o distorsivo sobre los servicios esenciales de gas, energía eléctrica y agua, y contribuirá con $4 millones mensuales para que se mantengan los beneficios de la tarifa social de gas en la provincia.