El juez federal Claudio Bonadio rechazó el jueves la excarcelación del empresario Néstor Otero, concesionario de la terminal de ómnibus de Retiro, y ordenó allanar su vivienda en Puerto Madero, donde efectivos de la Prefectura y de la Policía Federal encontraron tres cajas fuertes.

El empresario del transporte, que actualmente se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz, también amplió su indagatoria en la causa por los cuadernos de las coimas en la obra pública. Fuentes judiciales informaron que Otero, el dueño de TEBA y quien se entregó a la Justicia el último martes, negó las acusaciones en su contra y por ahora seguirá detenido por orden de Bonadio.

Otero fue involucrado en la causa a partir de la confesión de Gabriel Romero, del Grupo EMEPA, quien ya había declarado por esta causa ante Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli. El dueño de TEBA aseguró, por su parte, que en la fecha en que aparece mencionado en los cuadernos, entregando un bolso a Nelson Lazarte, asistente de  Marcelo Baratta, en realidad estaba en Paraguay.

Su apellido, sin embargo, aparece en varias oportunidades en los cuadernos de  Oscar Centeno: una vez, en junio de 2015, entregando un bolso calculado en 250.000 dólares, y en otra regalando vinos y champagne a Baratta. Está imputado como "partícipe necesario" de la presunta asociación ilícita que se habría dedicado a la "recaudación de fondos ilegales" que se aplicaron al enriquecimiento ilícito de sus principales organizadores y a "la comisión de otros delitos".