Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El oficialismo buscará cerrar este lunes en la Cámara de Diputados el controvertido debate sobre la Reforma Previsional, que se frustró la semana pasada por el clima de exaltación y hostilidad que se vivió dentro y fuera del Congreso. El nuevo intento se dará esta tarde, después de la cumbre del viernes último con gobernadores y referentes legislativos del interbloque Argentina Federal, quienes garantizaron que sumarán para conseguir el quórum reglamentario (mínimo de 129 diputados sentados en sus bancas) y a la hora de votar la iniciativa.

En el oficialismo confían en obtener el número para iniciar el debate y también el respaldo de buena parte del interbloque referenciado en los gobernadores justicialistas, para aprobar y sancionar la ley. También aportarán al quórum los tres diputados del bloque Evolución Radical, aunque Martín Lousteau se pronunció a favor de "corregir la ley" y no compensar la pérdida que tendrán en marzo, con un suplemento por decreto.

"Al cambiar de fórmula, se le está sacando un trimestre de ajuste a los jubilados", argumentó, anticipando sus objeciones en la discusión en particular. Los bloques del Frente para la Victoria-PJ, del Frente Renovador y del Frente de Izquierda ratificaron su rechazo al proyecto oficialista, aprobado por el Senado el 29 de noviembre último y también para el bono compensador anunciado el viernes.

Así será

La sesión fue convocada para las 14 y se abrirá con la aceptación de renuncias y la jura de diputados electos el 22 de octubre, que por distintas razones no lo hicieron en la sesión preparatoria del 6 de diciembre. También lo harán los que reemplazan a legisladores que renunciaron a sus bancas.

El pleno del cuerpo volverá a reunirse en medio de un operativo de seguridad en torno al Palacio Legislativo y la convocatoria de organizaciones sindicales, sociales y políticas a una movilización al Congreso para oponerse a la reforma. Para la sanción del cambio previsional se requerirá mayoría simple y que no se introduzca ninguna modificación para evitar su vuelta en revisión al Senado.

La norma prevé una nueva fórmula de actualización de los haberes previsionales, que se aplicará en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. La inflación, en un 70% y el índice de variación salarial Ripte, en un 30%, serán los componentes para el cálculo.

El anuncio de un bono de compensación para jubilados que cobren hasta 10.000 pesos mensuales y a los beneficiarios de asignaciones familiares, incluida la AUH, viabilizó el acuerdo y la posibilidad de la aprobación legislativa del proyecto. En el temario de la sesión se incluyó la reforma tributaria, el revalúo impositivo y contable, con modificación del impuesto a las Ganancias, y la autorización al presidente Mauricio Macri para ausentarse del país durante 2018, "cuando razones de gobierno así lo requieran".

Asimismo, se tratará un proyecto de resolución proponiendo la elección de parlamentarios en el Comité de Lucha contra la Tortura.