Corría el 2015, antes del triunfo electoral de Cambiemos, cuando el juez Sebastián Casanello fue acusado públicamente de una reunión a solas en la Quinta de Olivos con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ese encuentro entre la representante del Poder Ejecutivo y el miembro del Poder Judicial no existió. Quedó asentado ante la Justica por los acusadores (fueron dos personas) al renocer el invento. Ahora uno de ellos deberá pagarle al abogado del magistrado 711.480 pesos más IVA en concepto de "honorarios".

Carlos Scozzino deberá abonar esa suma tras admitir forlmantente que había inventado aquella reunión entre Casanello y Cristina Kirchner. Ante la mentira pública de enorme eco mediático, no irá preso pero fue condenado a una pena de prisión en suspenso y al pago de las costas del proceso.

En la previa del encuentro de los ciudadanos con las urnas en 2015, la afirmación de Scozzino tuvo el supuesto objetivo de vincular a Casanello con la entonces presidenta para conseguir su apartamiento de la causa en la que investigaba al empresario santacruceño Lázaro Báez. 

Qué dijo el tribunal, a favor de Casanello

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número tres dispuso "regular los honorarios profesionales del Dr. Nicolás Fernando D ´Albora (abogado de Casanello) por las labores desempeñadas en las presentes actuaciones en la suma de 711.480 más IVA".

Por el principio jurídico conocido como "de la derrota", ese monto debe ser pagado por la parte que perdió el juicio, y como Scozzino reconoció su responsabilidad a cambio de una pena que no lo depositara en la cárcel, le corresponde afrontar ese gasto.

Tras conocerse esta decisión, Scozzino la apeló, pero la Cámara Federal de Casación, con las firmas de los jueces Javier Carbajo y Gustavo Hornos, refutó que "la defensa no ha demostrado la alegada vulneración del derecho de defensa en juicio ni a la garantía constitucional del debido proceso, a los efectos de ser considerados como una cuestión federal suficiente, debidamente fundada, que permita habilitar la competencia extraordinaria del máximo Tribunal".

El segundo acusado de afirmar que existió reunión Cristina - Casanello

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número tres ya había resuelto de similar manera en relación con el otro falso acusador de Casanello, Gabriel Corizzo, quien al igual que Scozzino "afirmaron haber observado la presencia del Dr. Casanello dentro de la Quinta Presidencial de Olivos en el transcurso del año 2015".

La afirmación era falsa y los dos terminaron condenados a tres años de prisión en suspenso, en un juicio abreviado en el que reconocieron que habían mentido.

El monto final que cada uno deberá pagarle al abogado de Casanello trepa a 860.890 pesos.