"Lilita". La diputada, de a poco se convierte en exponente del "circo mediático" de la política argentina.

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dedicó mensajes irónicos a sus aliados del oficialismo en momentos en que el presidente Mauricio Macri recibió a dirigentes de la UCR en la Quinta de Olivos.

Carrió difundió una fotografía suya en un restorán con el mensaje "qué chistoso este bife de chorizo", al tiempo que menicionó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al jefe del interbloque de Cambiemos de la Cámara baja, Mario Negri.



Los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Jujuy, Gerardo Morales; y los senadores, Ángel Rozas; Negri y el mendocino Ernesto Sanz, mantuvieron un encuentro en la Quinta de Olivos con el presidente Macri.

También estaban Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el de Hacienda, Nicolás Dujovne.

"Lilita" venía de protagonizar una fuerte polémica con la UCR, luego de que se difundieran declaraciones suyas en las que afirmaba que podía manejar el partido "desde afuera".

En tanto, este martes, la diputada difundió una foto suya dejando una propina de 100 pesos y un mensaje al respecto: "me reivindico de la propina de La Plata".


La legisladora se refirió así a la polémica que generó cuando recomendó a la "clase media" dar "propina" como un método par paliar la baja actividad económica.

Luego de que hiciera mención a esa actitud, un mozo que la había atendido en un restaurante de la ciudad de La Plata recordó a través de redes sociales que Carrió le había dejado unos "5 pesos" de propina. Debido a esto, la propia Carrió se comprometió a regresar al sitio para dejarle más dinero por sus servicios.