Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Será otra semana de debate testimonial en el Congreso sobre el aumento de tarifas de los servicios públicos. El gobierno y su fuerza legislativa tienen los números e instrumentos reglamentarios para bloquear cualquier intento de modificación del cuadro vigente en la materia y, además, genera fisuras en la oposición.

El espinoso tema para el oficialismo volverá a tomar temperatura de polémica en la visita prevista para el próximo miércoles al Senado del jefe de gabinete, Marcos Peña, a fin de brindar su informe de gestión, con exposición y ronda de preguntas. Pero también la estrategia parlamentaria de los distintos espacios de la oposición dejará planteadas diferencias para hacer frente a la cerrada decisión del gobierno de blindar las facturaciones de las empresas del sector, concediendo sólo a los usuarios la posibilidad del pago en cuotas en los bimestres de frío y mayor consumo de energía.

Con la capacidad de bloqueo reglamentario y desarrollo de estrategia política, el oficialismo busca poner paños fríos a la discusión pública planteada y gana tiempo en la resolución del conflicto.

Alternativas

Después de la frustración de la semana pasada, cuando estuvieron a sólo un voto de habilitar la sesión especial, el Frente para la Victoria-PJ, la izquierda y bancadas del progresismo en la Cámara de Diputados tienen la intención de insistir el próximo miércoles con un pedido para sesionar, sabiendo de antemano que no contarán con los dos tercios de los presentes para habilitar el tratamiento de los proyectos.

Desde las bancadas del justicialismo de los gobernadores y el Frente Renovador (FR) se adelantó que concentrarán sus esfuerzos en una reunión de las Comisiones de Obras Públicas y de Defensa del Consumidor, prevista para las 18.30 de este lunes, en el Anexo "A" de la Cámara Baja.

Sin embargo, ese encuentro no se convertirá en plenario, puesto que la Comisión de Presupuesto, a la que también se giraron los proyectos de ley sobre tarifas, no convocó a sus diputados. La citación no fue subida oficialmente hasta este domingo a la página web de la Cámara Baja, por lo que entre el lunes y el martes habrá definiciones en el PJ y el FR.

Otro escollo

Para colmo de males, massistas y justicialistas sumarán un nuevo escollo legislativo, porque la iniciativa presentada el miércoles último sobre "Razonabilidad en las tarifas de servicios públicos", fue girada también a la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento. La cuestión es reglamentaria, pero indudablemente política.

Las Comisiones de Obras Públicas y de Defensa del Consumidor son encabezadas por el justicialista pampeano Sergio Ziliotto y la massista Marcela Passo, mientras que la de Presupuesto es conducida por el macrista Luciano Laspina y la de Poderes y Reglamento por Alicia Terada, de la Coalición Cívica y seguidora incondicional de Elisa Carrió.

El debate sobre cualquiera de la decena de proyectos de ley presentados para frenar los tarifazos requiere primero de dictámenes de las comisiones para después ser debatidos en el recinto de sesiones y eso no ocurrirá esta semana y tampoco en la próxima, según voceros parlamentarios de la UCR.

La respuesta del oficialismo quedó sellada el jueves último en la Casa Rosada, después del encuentro del presidente Mauricio Macri con el titular del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, y de los referentes legislativos de Cambiemos en la Jefatura de Gabinete.

En esa línea se plantarán desde los interbloques oficialistas en Diputados y en el Senado y a la oposición sólo le quedará el discurso testimonial, que apunta básicamente a hacerle pagar el costo político y a esmerilar alguna porción de la base electoral de Cambiemos.