Por Francisco Martirena Auber 
@martirena74

En una dura pulseada por la renovación hasta el 6 de enero del plan de Precios Cuidados, que contendría alrededor de 500 productos, el gobierno pidió a empresas que no haya traslado a góndola de la devaluación, lo cual ya fue rechazado tanto por industriales como por supermercadistas.

Mientras el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el subsecretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, se reunieron en los últimos días con las compañías para negociar un freno a los aumentos al menos en el programa oficial, desde las alimenticias y el retail remarcaron a Crónica que "es imposible no trasladar los costos de una megadevaluación a los productos".

En este escenario, la pelea pasará por el porcentaje de aumento cuatrimestral para Precios Cuidados. En el sector privado, admiten que los incrementos no superarían el 2% para el período septiembre-enero ya que no tienen margen para solicitar una suba mayor, teniendo en cuenta que en la última renovación el acuerdo fue del 2,34%.

En medio del caos en los valores de productos alimenticios derivado de la devaluación, el gobierno apuesta por una canasta de primera necesidad. Pero por carril paralelo al de los precios, hay otro punto que disparó el enojo en el segmento comercial. "Este gobierno tomó la modalidad de negociar absolutamente todo con los proveedores, y por último llamarnos a nosotros. No es la forma. Debemos estar las tres partes en una misma mesa, como sucedía con el gobierno anterior", expresaron este martes desde las grandes superficies comerciales.