Los sectores de la CGT están, como reza un refrán, barajando y dando de nuevo. Las cartas estuvieron en La Fraternidad, sede que vio la presencia de dos fracciones cegetistas: el MASA y la CATT. El dato se centró en la figura de Omar Pérez, de Camioneros, quien -con mandato de Hugo Moyano- anunció que su espacio no formará parte del nuevo armado de Azopardo.

En Hipólito Yrigoyen al 1900 los líderes sindicales hablaron por más de tres horas. Fue un almuerzo extensivo donde no quedó tema por tocar: impuestos a las Ganancias, blanqueo laboral, reformas, industrias argentinas, ley federal del transporte. "Intercambiamos opiniones sobre la realidad económica y social de la Argentina y de la actualidad de la CGT y la unidad del movimiento obrero", resumió ante Crónica Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes.

Pero el momento más esperado fue cuando hablaron del futuro de la CGT. Incierto, por cierto. Lo único claro es la fecha de la reunión del consejo directivo: jueves 5 de abril. Entre los veinte dirigentes presentes, las opiniones fueron diversas. Algunos prefieren seguir con el formato del triuvirato (todos coinciden en apartar a los actuales secretarios generales); otros optan por una conducción de una sola persona, aunque "no hay quien encuadre", le dijeron a Crónica desde Azopardo.

Asimismo, en el encuentro de ayer, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte recibió con buenos ojos la noticia de que ferroviarios, taxistas y capitanes de ultramar, entre otros, se apartarían del Movimiento de Acción Sindical Argentino para "ordenar la CATT". De todas maneras, todo es prueba y error.

Como era de esperar -para algunos-, el representante de Camioneros, Omar Pérez, declaró que "su gremio no participará de esta CGT ni de ninguna otra que pueda organizarse en un futuro cercano". Las palabras del representante de Pablo Moyano (ergo, de Hugo) dejaron boquiabiertos a los gremialistas.

En la reunión participaron por la CATT Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), Roberto Coria (Guincheros), Omar Pérez (Federación Camioneros), Raúl Huerta (Marina Mercante), y Mario Calegari (UTA); mientras que por parte del MASA asistieron Jorge Omar Viviani (Sindicato de Peones de Taxis), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Marcos Castro (Capitanes de Ultramar), entre otros.

Si bien Moyano y Barrionuevo tienen figuras sindicales que responden a ellos, el futuro armado no contará con sus apellidos. Y así se llega a abril, "mes de definiciones", subrayaron desde la central obrera.

En los próximos días, el sector dialoguista (conformado por "independientes" y "gordos") mantendrá un encuentro para llegar al 5 de abril con una propuesta en conjunto. "Es importante la unidad de los trabajadores", le dijo días atrás a este medio Jorge Triaca, ministro de Trabajo.

El mismo abril (todo indica que el viernes 27) habrá una reunión de las nuevas 62 Organizaciones Peronistas. En el gremio de textiles ratificarán la unidad los más de 30 sindicatos que la semana pasada se sentaron en recibidores de granos para "separarnos de las 62 Cambiemos", cuentan. Aquel día, tanto el líder camionero como el gastronómico también tuvieron representantes sentados en la mesa.