El Ministro de Trabajo aspira a una reforma laboral. 

Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó ayer en el Senado la intención del gobierno de avanzar con un proyecto de “blanqueo laboral” consensuado con la CGT para hacer frente a la situación de informalidad que afecta a una parte importante de trabajadores. El ministro se reunió ayer con el interbloque de senadores nacionales de Cambiemos, a quienes informó sobre la iniciativa que el Ejecutivo impulsará próximamente en el Congreso.

Triaca aseguró que “no se tocó el tema de una posible reforma laboral”, pero que sí se conversó sobre informalidad laboral y capacitación y formación profesional de los trabajadores. En el encuentro que mantuvo en las oficinas del presidente del interbloque oficialista, el senador radical Ángel Rozas, el titular de la cartera laboral dio detalles sobre la reciente reunión que mantuvo en UPCN con la cúpula de la central sindical. “Hemos trabajado con la CGT, viendo oportunidades para hacer un blanqueo laboral”, explicó.

Según señaló el propio ministro, la idea es avanzar en esa dirección, pero con acuerdos previos. “No vamos a presentar un proyecto que no tenga consenso de las partes”, ratificó. Triaca reiteró que a su juicio “no están dadas las condiciones” para realizar un paro general, destacando que “se han registrado más de 186.000 puestos de trabajo” formales entre junio de 2016 e igual mes de este año.

También puso de relieve que ya “se han cerrado más del 95 por ciento de las paritarias”, lo que permitió la posibilidad de recuperación salarial en muchos de los sectores laborales.

Tierras de comunidades

Posteriormente sesionó el Senado, resolviendo tratar próximamente proyectos para prorrogar la ley 26.160, que suspende los desalojos de tierras de las comunidades indígenas en todo el país, y que vence el 23 de noviembre próximo. En medio de la situación planteada con la desaparición de Santiago Maldonado y el debate planteado por la tenencia de tierras por parte de pueblos originarios, el senador Fernando “Pino” Solanas planteó el tratamiento sobre tablas de un proyecto presentado por la senadora Magdalena Odarda (Coalición Cívica), pero no obtuvo los dos tercios de los votos necesarios para habilitar su tratamiento.

El senador por Proyecto Sur argumentó que los Estados nacional y provinciales son “los que están en mora con el cumplimiento de la Constitución nacional” reformada en 1994, en relación con las comunidades aborígenes. A propuesta del jefe del bloque del PJ-Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, y que contó con la aceptación de la propia Odarda, se resolvió tratar el tema en la próxima sesión, aunque el senador rionegrino especificó que su idea es debatir el tema el miércoles 27 de septiembre.

El radical Ángel Rozas dijo que no está en contra de la prórroga, pero propuso “un tiempo razonable” para continuar el debate y “encontrar un procedimiento adecuado” que sirva a las comunidades indígenas y a los gobiernos nacional y provinciales.