Un título de arquitecto y 90.000 dólares. Eso halló la Justicia al abrir una caja de seguridad del ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido, que sigue preso en el penal de Marcos Paz, donde recibe las visitas de otros referentes del Frente para la Victoria (ahora reconvertido en Unidad Ciudadana).

El hallazgo se produjo en el marco de un allanamiento realizado en la causa que investiga el supuesto direccionamiento de la obra pública en favor de empresarios amigos durante el kirchnerismo, informaron fuentes judiciales.

Los dólares fueron encontrados por la Gendarmería en una de las cajas de seguridad de Julio De Vido del Banco Patagonia, sucursal Río Gallegos, donde también estaba su título de arquitecto, durante un operativo ordenado por el juez federal Julián Ercolini.

A pedido de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, el juez también ordenó abrir las cajas de seguridad del detenido ex secretario de Obras Públicas José López y del ex funcionario de Planificación Carlos Santiago Kirchner.

La caja de López, detenido hace más de un año, cuando intentaba esconder 9 millones de dólares en bolsos en un convento, estaba vacía, mientras que en la del primo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner se encontraron bandas elásticas y un sobre de una empresa constructora investigada en la causa, según fuentes judiciales.

Otro procedimiento similar quedó pendiente para este miércoles en la sucursal Río Gallegos del Banco Francés, frente a la otra entidad que fue allanada en la calle Sarmiento, en pleno centro de la capital santacruceña, según las mismas fuentes.

El juez Ercolini adoptó, además, una serie de medidas tendientes a ejecutar los embargos que ya habían sido dispuestos en el marco del expediente en el que la ex presidenta Cristina Kirchner fue procesada como jefa de una "asociación ilícita" que direccionó desde el Estado las concesiones de obra pública en favor de empresas del detenido Lázaro Báez.

Entre los bienes embargados figuran los 25 inmuebles cedidos a los hijos de la ex presidenta, en el marco de la sucesión de los bienes de Kirchner, que luego se convirtió en el condominio Máximo y Florencia Kirchner.

El juez también ejecutó las medidas dispuestas a embargar el dinero de las cuentas cuentas bancarias de los imputados en el caso, un automóvil Honda CRV y acciones de las empresas Los Sauces y Hotesur, cedidos a Máximo y Florencia Kirchner.