La clave en cada medida de fuerza es que adhieran los gremios de Transporte, como lo hicieron en los cinco paros generales a la ex mandataria Cristina Kirchner

"Nosotros no vamos a participar de la movilización, vamos a trabajar normalmente. El transporte va a funcionar con normalidad", afirmó Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA.  

Una larga lista de gremios definieron no sumarse a la convocatoria de Hugo y Pablo Moyano, como la Unión Ferroviaria y dentro de la CGT, los Gordos, encabezado por Héctor Daer, que pidió "mantener la institucionalidad y la unidad de la central obrera" 

"Siempre hemos transitado caminos de diferentes ideas, la CGT es un lugar donde nos encontramos y cada uno tiene su opinión y manifiesta lo que le gusta y uno defiende los intereses de su propio gremio y lo lleva a tener posiciones distintas", explicó Calegari para minimizar la interna dentro del triunvirato conformado por Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Daer.

Por otro lado, Daer no descartó que se convoque "a un Congreso de la CGT en algún momento" para discutir la conducción si es que no se logra mantener la unidad con el moyanismo, algo que en estos momentos parece imposible por la visión de cada uno.