Durante la inauguración de una guardia del hospital de Vicente López, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal pidió "una segunda oportunidad" al frente de la provincia. La gobernadora estuvo acompañada por el intendente local, Jorge Macri, el ministro de Salud, Andrés Scarci, y la precandidata a diputada nacional María Luján Rey, madre de Lucas Menghini, una de las víctimas de la tragedia de Once.

Durante la recorrida, Vidal señaló que "vamos a seguir creciendo si la gente nos da una segunda oportunidad en esta elección para seguir haciendo". "Cuando veo cosas como estas me confirma que es por acá que vamos a poner a la provincia de pie y que vamos a avanzar juntos, así que les pido a todos los bonaerenses que sigamos juntos poniendo este esfuerzo", agregó.

"Ver esta guardia lista para empezar a funcionar mañana es una alegría y sobre todo la confirmación de que cada día podemos hacer que valga la pena", afirmó y recordó que en materia de salud, cuando asumió como gobernadora, "había 53 hospitales con problemas edilicios graves y 4 en riesgo de demolición".

"En menos de 4 años pasamos de guardias que se caían a pedazos, que no tenían los insumos o los equipos que se necesitaban y en las que había que esperar largas horas para ser atendido a tener 47 hechas a nuevo, equipadas y con los profesionales para atendernos", agregó.