La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró este miércoles que en nuestro país y en la provincia de Buenos Aires “no hay más lugar para la extorsión, el apriete y las mafias”, al referirse a la detención del titular de la seccional platense de la Uocra, Juan Pablo “Pata” Medina

"Como dijo el presidente Mauricio Macri: en esta nueva Argentina y en esta provincia, no hay más lugar para las mafias", dijo la una conferencia de prensa que luego de visitar el Instituto de Formación Policial Juan Vucetich, en el municipio bonaerense de Berazategui. 

En Berazategui, la gobernadora dialogó con agentes del Grupo Halcón junto al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; al candidato a diputado nacional Guillermo Montenegro, y a la postulante a diputada provincial Carolina Píparo

En ese marco, al ser consultada por la prensa acerca de la detención del dirigente de la Uocra, que se concretó anoche tras una jornada de tensión en la que Medina permaneció atrincherado en la sede sindical, la mandataria provincial destacó "el trabajo de la Justicia" y sostuvo que, "en esta nueva Argentina y en esta nueva provincia no hay más lugar para la extorsión, el apriete y las mafias".

"Los argentinos empezamos a sentir que el Estado no es más cómplice. no mira para otro lado. La Justicia avanza y lo que pasó ayer es un símbolo de eso", reflexionó y añadió que "hoy muchos bonaerenses y platenses se despertaron más aliviados porque la amenaza, el apriete y la extorsión no son el camino y no vamos a convivir con eso"

"Esto no empezó ayer, hace tiempo que empezamos con esto, cuando combatimos el delito dentro de las fuerzas de seguridad, cuando entramos a barrios peleando con narco, cuando vemos situaciones como las de La Salada", dijo.

Recordó que la semana pasada, durante una visita a la ciudad de Bahía Blanca, había cuestionado al secretario general de la UOCRA, José Burgos, por “obligar a los contratistas a contratar proveedores de comida, transporte y equipamiento” y, en ese sentido, planteó que "no creo que ese proceder sea generalizado, hay sindicalistas comprometidos con los derechos de los trabajadores y con ellos tenemos que trabajar"

Vidal aseguró que el "mensaje claro" que el Gobierno “dio desde el primer día" es que "no seríamos cómplices", por ello "nunca validamos los acuerdos que Medina imponía con los contratistas del Estado".

Sostuvo que "hoy los jueces saben que pueden hacer estas investigaciones y que tienen la información y el auxilio de parte del Gobierno que necesitan". Sostuvo que en anteriores administraciones "de mínima, había complicidad e indiferencia".

Consultada sobre una posible intervención del gremio, respondió que "eso lo tienen que definir el juez y el Ministerio de Trabajo", pero estimó que, mientras tanto, "tiene que haber un veedor para preservar los derechos de los trabajadores".