La detenida dirigente social Milagro Sala será trasladada nuevamente a su domicilio de El Carmen por disposición del juez jujeño Pablo Pullen Llermanos, quien tenía plazo hasta este viernes para resolver su prisión domiciliaria ordenada por la Corte Suprema de Justicia, a la luz del fallo en ese sentido de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Así lo confirmaron fuentes judiciales, mientras que desde la defensa de la líder de la agrupación Tupac Amaru indicaron que el traslado se cumplirá "en las próximas horas". 

No obstante, desde la Tupac Amaru advirtieron, en un mensaje difundido a través de las redes sociales, que el "Estado Nacional continua incumpliendo la medida provisional de la Corte Interamericana y la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

La dirigente de la organización Tupac Amaru ingresó a su propiedad poco después de las 15, custodiada por efectivos del Servicio Penitenciario y autoridades judiciales de Jujuy, que se trasladaron en dos móviles.

"Pullen Llermanos ha violado nuevamente lo que ordenó la Corte Interamericana de Derechos de Humanos y la Corte Suprema de la Nación, porque mi domicilio es en Calle Gorzdaliza 1711, del barrio Cuyaya (San Salvador de Jujuy)",  dijo al acercarse hasta la puerta de entrada de su actual residencia, minutos después de su llegada.

Sala fue recibida en el lugar por dos de sus hijos y nietos que aguardaban el arribo desde el mediodía, en tanto que la parte exterior del inmueble es vigilada por personal de Gendarmería Nacional.

"No me siento nada bien porque mis compañeras quedaron adentro de la cárcel", sostuvo Sala en referencia a las mujeres cooperativistas  encarceladas, y reiteró: "Siento mucha indignación porque el juez no cumplió con la resolución y tuvo que esperar hasta el último día".

Al respecto, uno de los abogados de la defensa de Sala, Luis Paz, reprochó que la prisión domiciliaria se efectuará con "las mismas condiciones de restricciones y obligaciones impuestas por el juzgado" cuando por primera vez había sido trasladada a El Carmen, que incluían un monitoreo electrónico y restricciones de visitas para familiares y amigos.

"Creemos que el Estado Argentino sigue en incurso en responsabilidad internacional, no solamente desobedeciendo a la Corte Interamericana sino que la justicia de Jujuy incluso está desobedeciendo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación", sostuvo el letrado.

En un fallo dictado el pasado 6 de diciembre, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había confirmado la prisión preventiva de Milagro Sala y ordenado a la vez que se cumpliera con urgencia con el fallo de la Corte Interamericana sobre la prisión domiciliaria de la encarcelada dirigente social jujeña.

La prisión preventiva de Sala fue ratificada por unanimidad, mientras que el cumplimiento del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el arresto domiciliario fue dispuesto por mayoría, con el voto favorable de los jueces Ricardo Lorezetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, y la disidencia de Carlos Rosenkrantz. 

De esta forma, el Máximo Tribunal dejó firme la resolución del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy que convalidó la prisión preventiva de Sala, por considerar que existe riesgo de obstaculizar el proceso en el que la líder de la organización Tupac Amaru y diputada electa del Parlasur está imputada por asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión. 

Por otra parte, por mayoría de cuatro votos a uno, la Corte Suprema resolvió requerir a las autoridades judiciales de Jujuy, a cuya disposición está detenida Milagro Sala, que "con urgencia" dieran cumplimiento a la decisión dictada por la Corte IDH el pasado 23 de noviembre, por la cual resolvió que debe sustituirse la prisión preventiva de Sala por la medida alternativa de arresto domiciliario o por cualquier otra que sea menos restrictiva.

En un fallo dictado el pasado 6 de diciembre, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había confirmado la prisión preventiva de Milagro Sala y ordenado a la vez que se cumpliera con urgencia con el fallo de la Corte Interamericana sobre la prisión domiciliaria de la dirigente social jujeña.

Pullen Llermanos le dictó la prisión preventiva a Milagro Sala en dos causas: una  conocida como "balacera de Azopardo" (ya elevada a juicio), en la que está procesada por "tentativa de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria" y la otra por "lesiones graves agravado por el número de personas intervinientes" en la causa "Lucas Arias". En otras causas, Sala también enfrenta cargos por fraude, extorsión y asociación ilícita. 

 

Fuente: Télam