El presidente Mauricio Macri afirmó este lunes que desde el Ejecutivo nacional ya no se quiere más “un Estado socio del narcotráfico” y, luego de destacar la necesidad de “trabajar juntos” para combatirlo, dijo que “la suma del esfuerzo de todos hace la diferencia”.

"Ya no queremos un Estado socio del narcotráfico, un negocio que creció durante años a espaldas de un Estado que no hizo nada para pararlo”, aseguró el jefe de Estado en el CCK, al inaugurar una jornada de trabajo sobre políticas contra el tráfico de drogas.

Macri sostuvo que desde el Ejecutivo “hace casi dos años” se asumió “el compromiso de darle pelea juntos”, y que “hoy sí la lucha contra el narcotráfico es una política de Estado y uno de los principales objetivos de este gobierno”.

"De 2015 a hoy los operativos de las fuerzas de seguridad aumentaron y eso permitió que haya más de 40 por ciento más de detenidos y que se incautaran más de 1000 por ciento más de drogas sintéticas, además de cocaína y marihuana”, detalló.

Dijo también que “esto significa menos droga circulando y dañando a nuestros jóvenes, pero todos sabemos que todavía falta mucho por hacer”

"Por eso vamos a seguir adelante, enfrentando a las mafias y peleando contra las adicciones”, expresó.

El Presidente llamó a “seguir trabajando juntos para combatir al narcotráfico, como lo hacen cada día las miles de familias que lo sufren, como lo hacen los referentes barriales, instituciones religiosas y más organizaciones se suman día a día a esta lucha”.

"La suma del esfuerzo de todos, cada uno desde su lugar, hace la diferencia. Depende de nosotros, sobre todo de los que estamos hoy acá", concluyó.

Fuente: Télam