“El hecho de que una empresa como AySA dependa del gobierno provincial sin los recursos económicos y financieros necesarios para su funcionamiento y concreción de un plan de obras sería un acto de irresponsabilidad, ya que provocaría un grave desfinanciamiento provincia. que también impactará en los municipios”, argumentó el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta.

En esta línea, el jefe comunal recordó que en el último tiempo la empresa no concluyó con obras esenciales para los vecinos, cómo la planta tratamiento de líquidos que se encuentra sobre en Camino del Buen Ayre en Hurlingham la cual “no sólo llevaría cloacas a mis vecinos, sino también de otros distritos aledaños de la región”

En este contexto, Zabaleta pidió a los legisladores provinciales de todos los sectores políticos actuar “con responsabilidad y pensando en el bienestar de la gente de la provincia”, al tiempo que también apuntó a los dirigentes nacionales y de otras provincias que apoyan este traspaso al remarcar que “en todo caso habría que poner sobre la mesa la discusión de los recursos financieros de AySA y del retraso que tiene el reparto de la coparticipación que le toca a la provincia de Buenos Aires.